¿Qué es la úlcera gástrica?

El dolor de estómago, la acidez, dolores gástricos, todo el mundo puede verse confrontado algún día a este tipo de síntomas. Se trata de problemas que pueden ser completamente benignos, pero que se pueden convertir en molestos cuando son recurrentes, y revelan a veces una úlcera o un problema mucho más grave.

sintomas-de-ulcera-gastrica-e1467340848840

Fisiología

El estómago es una porción del tubo digestivo que se encuentra después del esófago. Se trata de una bolsa que puede contener hasta 4 litros. Después de haber sido masticada por los dientes, la comida llega al estómago donde se digiere por los jugos gástricos.  La pared gástrica está formada de vellosidades. Estas diferentes células liberan los componentes de los jugos gástricos. Algunos secretan enzimas que descomponen los alimentos en pequeños nutrientes. Y como algunas enzimas, como la pepsina, sólo pueden actuar en medio ácido, otras células liberan el ácido clorhídrico.

Protección del estómago

El estómago posee un sistema de protección contra esta acidez, las células que producen el moco, una especie de barrera rica en bicarbonato. Este moco recubre la superficie de la mucosa gástrica para protegerla de los ataques ácidos. Cuando un desequilibrio, entre todas estas secreciones, aparece, por ejemplo un exceso de acidez, se manifiesta una inflamación a nivel de la mucosa, y eso es la gastritis. Si esta agresión se prolonga, la inflamación puede producir una lesión que daña la pared interna del estómago, entonces hablamos de úlcera. Entérate de más en UlceraPeptica.com.

Causas de la úlcera

El estrés, el alcohol y ciertos medicamentos como la aspirina o los antiinflamatorios no esteroideos pueden ser responsables de una úlcera. Pero en el 70% de los casos, se trata de una bacteria que es la causante, la Helicobacter pylori. Esta bacteria tiene una forma helicoidal que posee lengüetas que le permiten deslizarse a través del mucus y la mucosa. Una vez anclada en las células, secreta una enzima, la ureasa, que transforma la urea en amoniaco. Este amoniaco modifica la capa del moco y ataca las células de la pared gástrica, lo que provoca la formación de una úlcera.
Todas las úlceras no se localizan forzosamente a nivel del estómago, son cuatro veces más frecuentes a nivel del duodeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *