Que debes saber al actualizar a Windows 8.1

Que debes saber al actualizar a Windows 8.1. Instalar un nuevo sistema operativo puede sonar muy simple o muy complicado. Desde Microsoft apuntaban el pasado jueves que la actualización a Windows 8.1 no debía complicarse. Sin embargo, The Register señala que la instalación se puede complicar si el usuario tenía instalado previamente el Windows 8.1 Preview o si necesita hacerlo en múltiples dispositivos.

windows-windows-644x362

Hay una regla básica. Sólo los actuales usuarios de Windows 8 pueden realizar gratis la descarga desde Windows Store, la tienda de Microsoft. La segunda regla importante es: tener conexión a internet. No será posible hacer la descarga si no se tiene acceso a internet.

Una vez teniendo en cuenta estas dos reglas el usuario con Windows 8 debe entrar a la Windows Store y le aparecerá un mensaje para descargar.

El tamaño de la descarga (y su duración) estará determinada por la versión de Windows 8 que se tenga previamente instalado. En general el peso del archivo es de 3.5 GB. Aquí entra lo importante de la conexión. No vale cualquiera, sino una buena conexión de banda ancha. Esto para evitar problemas.

Tenga en cuenta que la actualización acaba de llegar al mercado así que es posible que se experimenten retraso a la hora de la descarga. Por ahora los usuarios no han reportado este tipo de fallos, de hecho, ahn apuntado que en general se realiza de forma rápida.

Una ventaja de todo esto es que el usuario puede seguir utilizando su equipo mientras se produce la descarga. En caso de que se detenga por algún motivo, siempre podrá ir a la Windows Store y comenzar la descarga desde el punto dónde falló.

No funciona una descarga para varios equipos. Según ha apuntado Microsoft «la Windows Store es la única vía para que los consumidores descarguen e instalen Windows 8.1. No habrán ISO disponibles, así que cada dispositivo necesita actualizarse de forma individual».

Los consumidores quienes hayan instalado Windows 8.1 Preview deben tener en cuenta que todas sus aplicaciones será eliminadas. El sistema sólo preservará los datos de usuario y documentos. Microsoft ya lo había advertido.

Por último, aquellas personas que tengan equipos con versiones como Windows XP y Vista deberán comprar Windows 8, actualizar y luego descargar la actualización de Windows 8.1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *