Promesas mas cumunes de las pareja para el año nuevo

Propósitos de año nuevo, el eterno intento por superarse y ser un mejor ser humano, que termina en el fondo de la basura una semana después de finalizadas las fiestas. Pero no necesariamente debe ser así ya que la constante búsqueda de ser una mejor persona, miembro de la familia y de la comunidad puede lograrse al compartir estos sueños y objetivos con la pareja, convirtiéndolos en una lucha conjunta por apoyar y motivar al otro a ser cada día mejor.

¿Qué mejor manera de cumplir las metas que mantener la pista sobre lo que quiere la pareja durante este nuevo año? Es así como los objetivos pueden ser cumplidos creando también una relación más fuerte. Aquí algunas sugerencias de las mejores resoluciones para el año que llega.

La ‘dieta saludable’ es tal vez uno de los propósitos de Año Nuevo más abandonados. Porque estar en el sofá comiendo pizza está muy bien para los días con agotadoras jornadas de trabajo. Sin embargo, es importante tomarse el tiempo para cocinar algo rico para los dos o cocinar juntos, así sea los fines de semana. No solo por garantizar una alimentación más saludable, sino para que se convierta en una actividad para hacer juntos, estrechando el lazo de la pareja.

Balance entre la carrera y la relación. Para aquellos que no pueden resistir estar en comunicación con su pareja cada 10 segundos mientras se encuentran laborando, es un magnífico propósito ser más productivos en el trabajo y así aumentar la confianza personal. Además, menos comunicación con la pareja durante estas horas les dará a ambos un espacio personal y más de qué hablar en la noche.

Por otra parte, para aquellos cuyos ojos están puestos solo en la carrera, hay que tener cuidado. De hecho nunca des por sentado que tu pareja siempre estará allí, esperando que tu día finalmente termine. Siempre debe haber equilibrio. Elige compartir tiempo con tu pareja así no hayan finalizado los compromisos de trabajo nocturnos, a veces es un buen comienzo que le dice a tu pareja que es tan importante como tu trabajo. Si existe un compromiso mutuo, siempre se deben establecer bien las prioridades.

Domesticar tu carácter. La lucha por controlar el mal genio y los malos comportamientos para hacer la vida en pareja más placentera puede ser un magnífico objetivo para el año nuevo. Si se apoyan el uno al otro en pro de lograr el camino correcto, pronto se darán cuenta de que dejar ese mal hábito emocional no resultaba al final tan difícil.

Asimismo, es indispensable dejar de reprimir los pensamientos, sentimientos y emociones, ya que llegará el punto donde saldrán y de la peor forma.

Gimnasio del ahorro. Después de nueve horas de trabajo, la mente solo quiere pensar en descansar. Pero en vez de cambiar de actividad comiendo cosas poco saludables y agotando aún más los ojos en frente del televisor, podría ser el momento perfecto para ejercitarse juntos. Crear un gimnasio donde el que no mantiene su promesa de ejercitar su cuerpo debe colocar una cierta cantidad de dinero en la alcancía. Este refuerzo positivo tiene buenos efectos psicológicos y grandes beneficios físicos para ambos.

Hacer juntos el bien y con regularidad. Buscar una actividad que implique una buena obra no solo durante el tiempo de las festividades es un buen propósito para mantener durante todo el año, no solo por dejar una sonrisa y la satisfacción personal en dar una mano a los demás, sino por fortalecer aún más el vínculo de la pareja ayudando a quienes más lo necesitan.

Pozo de los deseos. La justicia también se encuentra en disfrutar una recompensa después de meses de trabajo duro. Para ello, se puede imprimir la imagen de aquella cartera de diseñador que tanto se desea o de esos palos de golf que siempre han querido.

Aprovechar el momento sin el dominio de la tecnología. Es importante apreciar cada momento, por pequeño que sea, para compartir en compañía de la pareja sin la presión e invasión de los aparatos electrónicos. Aunque parece algo difícil de creer, es realmente una tentación complicada de resistir en esta época.

Crear una lista de cosas divertidas para hacer en pareja que incluya actividades variadas para el fin de semana, donde ambos propongan lo que aman hacer o lo que quieren probar. Puede resultar muy divertido y variado, ampliando las experiencias en conjunto sin darle oportunidad a la monotonía y el aburrimiento.

Perdón y olvido. Independientemente de los errores de la pareja en el pasado, si ha sido la decisión tomada seguir juntos, significa que ambos quieren que funcione. Por lo tanto, es indispensable el perdón y olvido porque de otro modo nada va a funcionar al seguir insistiendo en los errores del pasado.

Sin zonas de estrés. La relación puede verse muy afectada si uno o ambos están estresados. Crear un espacio para combatir lo que los molesta y les está causando el estrés resulta bastante saludable, un espacio ajeno a la pareja que les permita desahogarse, porque como no es fácil entender lo que pasa en la cabeza de otra persona, es mejor buscar aquello que pueda ayudar a calmar los nervios sin perturbar a la otra persona. De ser una situación crítica, un viaje sorpresa a un spa durante el fin de semana podría ser una buena idea.

Respeto a la pareja. Dentro de una vida común ocurren un sinnúmero de situaciones, pensamientos y comentarios que solo les interesan a ambos y son privados para los dos. Por lo tanto, tener cuidado al interactuar respetando ese mundo creado es de suma importancia, sin hablar de más, ni hacer comentarios al respecto, con personas que tal vez nunca los comprenderán.

El fondo conyugal. Planificar el futuro juntos es bueno, y si no han comenzado es un buen momento para hacerlo. En este sentido es importante estar de acuerdo en la porción del dinero de cada uno para este destino, haciendo un seguimiento de lo que se tiene y lo que se ahorra, ya que no existe nada más gratificante que ver realizado el fruto de sus sueños y esfuerzos conjuntos.

Felicitar a la pareja. El estímulo y reconocimiento a las labores que se desarrollan son sumamente importantes, sobre todo, cuando son reconocidas por la pareja. Por lo tanto, alabar las obras del otro más de lo que se critica es un magnífico propósito para el nuevo año. No es una tarea fácil, ya que cuando estamos con alguien durante mucho tiempo es más sencillo dar por sentado todo lo que se hace y reducirse solo a señalar las faltas. Por ello, es un momento valioso para dejar saber a la pareja lo mucho que se le aprecia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *