Apple aumenta la velocidad de producción del iPhone 6s con Force Touch

Aunque Samsung, Sony y otras marcas estén corriendo estos días para adelantar la presentación de algunos de sus dispositivos estrella, en Apple parece que no pierden la calma y que van a seguir sus planes de siempre. Esos que pasan por anunciar con una Keynote a principios de septiembre cómo serán sus futuros iPhone 6s y 6s Plus para luego, una par o tres de semanas más tarde, ponerlos a la venta solo en ciertos países.

iphone_6s_plus_touch_force

Pantallas con Force Touch

Y dentro de esa hoja de ruta ponía que los nuevos iPhone 6s y 6s Plus llevarían desde junio en un proceso de producción que no ha alcanzado la velocidad de crucero hasta este mes de julio que justo termina hoy. ¿La razón? Pues parece estar en los problemas derivados del uso de ese nuevo componente que lleva la pantalla, el Force Touch que, a imagen y semejanza del que introduce el Apple Watch, nos permitirá contar con un botón extra que podremos pulsar para acceder a menús secundarios y otras funciones.

El caso es que directamente desde ese proceso de producción, han aparecido una batería de fotos que son todas las que tenéis en este artículo y que muestran las sutiles diferencias que va a introducir Apple en el cuerpo metálico de los nuevos teléfonos.

iPhone 6s con Touch Force.

El elemento principal al que aluden todas las fuentes que han tenido acceso a este proceso es una mayor robustez en ese cuerpo metálico de los iPhone 6s y 6s Plus que, como bien imagináis, busca acabar con el escándalo del Bendgate que llevó a que se convirtiera en una moda eso de doblar los iPhone 6 Plus que llegaron a las tiendas en septiembre de 2014.

La cámara también va a mejorar

El iPhone 6s y 6s Plus no solo van a incorporar el procesador A9 de Apple sino que, por primera vez en varias generaciones (desde el iPhone 4s), el sensor de la cámara va a incrementar sus megapixels, pasando de los 8 a los 12. Veremos a ver de todas formas si además de eso los de Cupertino meten procesamiento por software para obtener mejores instantáneas, como han venido haciendo en sus últimos smartphones.

Como os decíamos, esa producción de iPhone 6s y 6s Plus ha entrado en su fase de velocidad de crucero y seguramente en Apple no quieren sorpresas como en el caso del Watch, que estuvo sin venderse tras llegar a las tiendas algo más de un mes y medio. Ahora, los americanos deben satisfacer una demanda estimada de entre 35 y 40 millones de teléfonos en el tercer trimestre del año y otros 50 para el último. Así que ya pueden correr, ¿no os parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *