Problemas que tiene el nuevo Windows 10

Tras los últimos fiascos parciales, la expectación es máxima de cara al lanzamiento mundial del nuevo sistema operativo Windows 10 de Microsoft. Desde hoy mismo está disponible en casi todos los países con nuevas capacidades. Se adaptará a todo tipo de pantallas y aparecerá sin la preinstalacion de Explorer que cambia por Spartan. Además, el asistente virtual Cortana se integrará totalmente. Pero, ¿se han desterrado los problemas? Parece que no. Con su estreno también se han presentado fallos en los PC que se tienen que pulir.

Siete-problemas-del-nuevo-Windows-10

Los sitios especializados, foros y las redes sociales son un hervidero desde hace días por los supuestos fallos del nuevo sistema operativo de Microsoft, o laACTUALIZACIÓN DE WINDOWS. Y es que hoy culmina un proceso de casi un año de desarrollo, pruebas y ajustes por parte de la compañía norteamericana.

Hay al menos dos razones para echarse en brazos de la novedades. Y son bastante lógicas. Debes saber que los demás sistemas operativos perderán soporte con el tiempo y, en cambio, si no ocurre nada raro, Microsoft actualizará como un goteo esta última versión de Windows. Además, las actualizaciones implican garantías de seguridad que pueden tener los usuarios. Debes recordar que la actualización es gratuita hastq el 29 de junio de 2016 y la licencia es tuya de por vida.

Pero al caso. Después de lo problemático que fue para muchos Windows 8, la compañía creada por Bill Gates prometió hasta la saciedad una actualización rápida, sencilla y sin problemas, aunque muchas veces la realidad y las aspiraciones de los creadores de los grandes productos y actualizaciones no se corresponden. Es verdad que la esperada actualización no daña tus archivos multimedia y programas instalados. No tendrás que formatear tu máquina, pero eso no implica que no debas tomar ciertas previsiones y preparar tu ordenador para esta actualización masiva.

¿Qué está ocurriendo?

1.- Tener un ordenador viejo de más de cuatro años puede acarrearte problemas:Deberías comprobar si tu máquina es o no compatible con el nuevo sistema de Microsoft. ¿Eso que quiere decir? Muy sencillo. Si tu PC tiene de cuatro o cinco años en adelante podrías tener problema.Tu ‘chisme’ necesitará para ser compatible un procesador con frecuencia mínima de 1 GHz, memoria RAM de al menos 1 GB (para sistemas de 32 bis) o 2 GB (para sistemas de 64 bits), espacio disponible en el disco duro: 16 GB (para 32 bits) o 20 GB (para 64 bits), soporte mínimo para DirectX 9. Y como no, deberías tener licencia original de alguna de las versiones de Windows anteriores.

2.- Si trabajas en tu ordenador y lo haces desde apps propias, deberías esperar:Trabajando con aplicaciones hechas específicamente para tu empresa y trabajo deberías tener paciencia para que el creador de ese software garantice que su compatibilidad con Windows 10. Mientras, podrías activar el modo de compatibilidad que permite ejecutar apps de versiones anteriores de sus sistema operativo. O si no, lo dicho: esperar el citado informe antes de actualizar tu sistema operativo.

3.- Si no quieres esperar el proceso de las actualizaciones. Si te parece un ‘cochazo’ lo tienes mal: Microsoft ha eliminado cierta ‘democracia’, cierta autonomía de los usuarios acerca de las pequeñas decisiones que tiene que ver con su equipo.Un problema que parece una tontería, pero no lo es. Y es que el sistema automático de actualizaciones no se puede desactivar, algo que no sucedió con ninguna de las versiones anteriores.

Es verdad que las actualizaciones automáticas ayudarán a proteger la seguridad de los usuarios, pero mucha gente no las recibirá bien, sobre todo aquellos que no utilizan mucho sus máquinas y no quieren encontrarse, una de cada 10 veces que la enciendan con una pantalla que no pueden cerrar cuando quieran usarlo.

4.-Entra en conflicto con las tarjetas gráficas Nvidia: Microsoft confirmó que todas las actualizaciones del nuevo sistema operativo serían obligatorias y se instalarían automáticamente. Así, quienes ya tienen la Build 10240, versión RTM de Windows 10, han sido los primeros en darse cuenta del error. ¿Qué error? habrán observado como aparece un mensaje que dice: “Este PC no puede ejecutar Windows 10. No cumple con los requisitos de sistema”. Parece que Microsoft no reconoce la tarjeta gráfica, por lo que no puede llevar a cabo la ACTUALIZACIÓN DE WINDOWS.

Por todo ello, Nvidia ha decidido lanzar una actualización de ‘drivers’. Por suerte, la versión 353.30 parece solucionar en parte este problema de incompatibilidad no detectado por Microsoft. De todos modos, las quejas en los foros de Nvidia continúan.

5.- Problemas de seguridad de tu red wi-fi: Se trata de una característicaheredada de Windows 8.1 que se llama WiFi Sense y que permite compartir el acceso a la red WiFi con los contactos de Facebook, Outlook.com y Skype. El caso es que funciona en segundo plano y por defecto comparte de forma automática las credenciales de nuestra red WiFi con nuestros contactos.

De esta manera, al igual que ocurre cuando alguien nos visita en casa y le facilitamos la contraseña de nuestro WiFi, que podrá volver a conectarse en otras ocasiones cuando detecte de nuevo la red, WiFi Sense detecta cuando se encuentra cerca de una red compartida y se conecta automáticamente.

¿Qué podría suponer? Aunque es verdad que es útil, también lo es que puede ser una falla en la seguridad de tu ordenador seguridad por la que se cuelen los indiscretos. Crearía un punto de acceso por el que personas con no muy buenas intenciones podrían acceder a mi red WiFi y a los datos almacenados en ellos.

6.- Como no existen soluciones milagrosas contra todos los ataques y vulnerabilidades, Windows 10 ‘hereda’ las vulnerabilidades de versiones anteriores: Este problema no es tal si es que tienes solucionados los problema de vulnerabilidades que tenían las versiones anteriores del sistema operativo de Microsoft. Algo que ocurre cuando has tenido problemas relacionados con esto.

Si no es así, debes tener en cuenta que los problemas de seguridad se agravan por el hecho de que Windows 10 sea compatible con versiones anteriores, una característica que permite el software anterior siga funcionando. Y de ese modo, las aplicaciones antiguas, que pueden contener vulnerabilidades, y el malware instalado con anterioridad, continuará ejecutándose en Windows 10. La superficie de ataque de Microsoft Windows seguirá creciendo con cada nuevo lanzamiento, a pesar de las nuevas funciones de seguridad que se incorpora.

7.- Aparecieron algunos problemas de sonido: En los ‘betatest’ previos al lanzamiento de hoy, y con las últimas compilaciones del sistema operativo muchos usuarios notaban problemas relacionados con el audio de manera que los sonidos se escuchaban mal o directamente no se oía nada en el sistema. Al parecer, el responsable de este problema es el controlador de algunas tarjetas de sonido concretas. Aunque la mayor parte de los ‘drivers’ se distribuyen a través de Windows Update estos puede que no estuvieran actualizados y probados al 100% para el nuevo sistema operativo por lo que en algunas ocasiones dieron lugar a estos problemas.

Las versiones afectadas por estos problemas de audio son principalmente las compilaciones comprendidas entre la 10130 y la 10162. Desde la última compilación 10166, publicada el pasado 9 de julio, el problema había desaparecido. Si tu vieras ese problema conviene que te pongas en contacto con la compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *