¿Problemas para Microsoft? Windows XP vuelve a crecer

En las últimas semanas hemos visto la importancia de actualizar los ordenadores. Se han dado problemas de seguridad a una escala global con amenazas de malware –de tipo ransomware- como WannaCry y Petya. Y Microsoft ya había actuado en contra de las vulnerabilidades que explotan lanzando parches de seguridad, pero los afectados no habían aplicado la actualización correspondiente. Así que no, que Windows XP haya crecido no es del todo una buena noticia.

La cuota de mercado de Windows XP ha crecido durante el pasado mes de junio, y con respecto al mes anterior. Aún se mantiene por debajo de las cifras registradas en el mes de abril, donde se anotó un 7,04%, pero durante el pasado mes el sistema operativo de Microsoft ha subido hasta el 6,94% como cuota de mercado frente al 5,66% registrado en mayo. Algo curioso, y más teniendo en cuenta que durante el mes pasado se sucedieron estos varios problemas de seguridad. Y al tiempo, también se ha registrado una caída de Windows 7, que tiene ahora un 49,95% de la cuota frente al 49,46% del mes pasado. Y eso que empezaba el año con poco más de un 47%.

Los sistemas operativos ‘obsoletos’ siguen siendo importantes para Microsoft

La compañía de Redmond es consciente de que Windows 10 sólo alcanza el 26,80% de la cuota de mercado –según las cifras más recientes-, y que siguen dándose cifras significativas para versiones obsoletas, como es el caso de Windows XP. Y Windows 7 apunta a ser el próximo problema de Microsoft, porque por el momento sigue con cifras superiores a Windows 10 y la tendencia de crecimiento de esta última versión no es tan buena como inicialmente se proyectó. Ahora bien, lo cierto es que están respondiendo de forma correcta cuando la necesidad de los usuarios así lo exige.

Tanto con WannaCry como con Petya, Microsoft ha actuado de forma contundente no sólo favoreciendo a los usuarios de Windows 10 sino también a los de versiones anteriores. Windows XP no debería haber recibido el parche de seguridad en contra del primero de estos dos ransomware y, sin embargo, Microsoft lanzó un parche para evitar que sus usuarios quedasen expuestos a la amenaza de malware. Ahora bien ¿conseguirán que los usuarios acaben abandonando Windows XP definitivamente?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *