Prefesiones conocidas como más infieles

Existen razones personales, sociales, y culturales para justificar la infidelidad. Aunado a estos motivos, en el imaginario social hay ciertas profesiones que encabezan la lista de “adúlteras”. Por ejemplo, médicos, pilotos de avión, azafatas, entrenadores personales y coordinadores de viajes suelen ser señalados de infieles.

Pero, más allá de estos supuestos mitos, ¿qué hay de cierto en todo esto?

“No hay duda que hay ciertas profesiones que son facilitadoras. Mucha gente, por sus trabajos comparte mucho más tiempo con otras personas que con su propia esposa”, señala.

A lo que agrega: “El mundo laboral ha cambiado y con él, también, el concepto de infidelidad.

En mi consultorio escucho comentarios opuestos: lo que para unos es infidelidad para otros es respetar los propios deseos”, dice Inda.

Asimismo, indican que los profesionistas varones que son más propensos a ser infieles son: médicos, policías, abogados e ingenieros.

1. Músicos. Las giras, fans y fama hacen que esta profesión sea blanco de las tentaciones.

2. Edecanes y modelos. La belleza de estas mujeres hace que sean el objetivo de los hombres; quienes gustan de ofrecerles lujos y constantes regalos, que ellas suelen pensar que lo merecen, pues su equilibrio emocional está, precisamente, en su apariencia.

3. Abogados. Estos profesionales también entran en la lista; sus constantes juntas y reuniones con clientes, les permite tener la libertad de conocer a mucha gente.

4. Pilotos y azafatas. El hecho de ausentarse de casa regularmente durmiendo en hoteles ha hecho que los trabajadores de altos vuelos tengan una vida sexual “turbulenta”.

5. Entrenadores de gimnasios. La ropa ajustada, aunado a la presencia de gente que gusta de sentirse atractiva, propicia que los instructores o instructoras terminen por relacionarse con los clientes.

 6. Agentes de bienes raíces. Suelen tener lo que comúnmente se denomina, “mucho verbo”; saben cómo vender y conocer a la gente.

7. Barman. Suelen ser personas atractivas, las cuales lucen más si se encuentran del otro lado del mostrador. Aunado a ello, el consumo de alcohol facilita que la gente que se va a divertir “caiga” ante los encantos de estos hombres y mujeres.

 8. Secretarias. En más de una ocasión, se ha visto que la dependencia que generan los hombres con su asistente sale de las paredes de la oficina, pues ellas conocen sus horarios y gustos.

9. Deportistas. Una persona fuerte y sana suele resultar atractiva; si a eso se le agrega que ganan millones, el tractivo se multiplica.

Y si a eso se le suma la fama y las fiestas, se da como resultado los líos en los que andaba metido Tiger Woods.

10. Maestros y maestras. El contacto directo con los padres de sus alumnos o sus otros compañeros de aulas, hacen que surjan entre ellos relaciones esporádicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *