Porque no debes poner punto final en los Mensajes de Whatsapp

Cuando se trata de enviar mensajes de WhatsApp, el punto recibe mucha atención. Poco a poco empezamos a identificar [y a aplicar] pequeños cambios en la forma en que se usa esta puntuación. Hay quienes consideran que está pasado de moda y quienes creen que el punto está enfadado.

Lo cierto es que el lenguaje escrito se está volviendo más flexible, y los mensajes de texto poseen su propio conjunto de normas estilísticas (a veces informalmente llamado textspeak o textese; en español, textismos). El punto es solo un ejemplo de este cambio que ha abierto nuevas posibilidades para comunicarse con el lenguaje escrito, y que está lleno de códigos nuevos. Así como tenemos diferentes estilos de hablar para distintas situaciones, también existen giros en la escritura que dependen del contexto.

Leer entre puntos

Aunque los puntos todavía pueden indicar el final de una oración en un mensaje de texto, muchos usuarios los omiten (especialmente si el mensaje tiene una sola oración). Una tendencia que influye sutilmente en cómo los interpretamos.

Debido a que los mensajes de texto son una conversación que involucran un montón de idas y vueltas, las personas añaden relleno como una forma de imitar el lenguaje hablado. Vemos esto en el creciente uso de los puntos suspensivos más allá de la elipsis (omisión de una o más palabras en una construcción), que puede invitan al destinatario a continuar la conversación.

El punto es lo opuesto a eso: una parada definitiva que, según explica el profesor de lingüística Mark Liberman, viene a decir: “Este es el final de la discusión”. Para algunos, de hecho, su uso puede indicar que la otra persona está enfadada o se muestra distante.

La psicóloga Danielle Gunraj indagó a principios de 2017 en cómo se perciben los mensajes de texto qe contienen una sola frase y que se cierran con un punto al final de la oración. Los participantes en la prueba interpretaban que estos mensajes eran menos sinceros que aquellos que no llevaban punto. Pero cuando los investigadores probaron los mismos mensajes en notas escritas a mano, descubrieron que el uso del punto no influía en cómo se percibían los mensajes.

En un otra investigación, de 2007, realizada por los lingüistas Naomi Baron y Rich Ling, se observó que los mensajes de texto con múltiples oraciones a menudo tenían signos de puntuación para indicar dónde terminaban las oraciones, pero solo el 29% de estos textos tenían signos de puntuación al final del mensaje. La razón, explican Baron y Ling, es que “el acto de enviar un mensaje se percibe como el punto final de la oración“.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *