Porqué el Samsung Galaxy S5 no es de aluminio

Porqué el Samsung Galaxy S5 no es de aluminio. La compañía surcoreana Samsung se beneficia de una posición clara de liderazgo en el mercado de la tecnología de consumo desde años atrás, muy a pesar de las duras acusaciones que continuamente recibe indicando que “siempre copian a Apple”. Y si bien es cierto que adoptan algunas de las novedades mostradas anteriormente por su rival en Cupertino, no es el único fabricante que lo hace -en el aspecto más legal-, sino que el resto también le acompañan en este sentido. Ahora bien, se esperaba con el Samsung Galaxy S5 que “imitaran” la fabricación del cuerpo en aluminio y, finalmente, se lanzó un terminal de plástico, ¿por qué?

cuerpo samsung galaxy s5 design

Sea legalmente copia, imitación, o simplemente adopción de tecnologías necesarias para la evolución de los productos, no es eso precisamente lo que nos ocupa en estas líneas. Lo que es evidente es que, en ciertas ocasiones, Samsung ha tomado ejemplo de Apple y viceversa, y podemos verlo, por ejemplo, con la inclusión del sensor biométrico al botón home del Samsung Galaxy S5, un componente de hardware que anteriormente fue mostrado por el iPhone 5s con su Touch ID. En esta tónica y en semejante contexto se esperaba que el líder en tecnología de consumo presentase en el pasado Mobile World Congress 2014 Barcelona un terminal, el Samsung Galaxy S5, construido en aluminio. Sin embargo, para disgusto de algunos el Galaxy S5 luce un cuerpo construido en policarbonato, como en generaciones anteriores. Ahora bien, ¿cuál es el motivo de que Samsung haya mantenido este material? Y lo que es mejor, ¿acaso han probado el aluminio en sus prototipos?

“El plástico es un material con una textura más cálida que el aluminio”

El fabricante líder en tecnología de consumo ha querido dejar claro a través de unas directas declaraciones que el aluminio es un material que, evidentemente, ha sido contemplado para su utilización en la fabricación del Samsung Galaxy S5, pero ha sido descartado por motivos aparentemente sólidos y argumentados. ”Nuestros principales objetivos eran la facilidad de uso, así como un diseño más humanista. Queríamos algo con una sensación agradable al tacto y mejor agarre. Utilizando el metal los diseños transmitían una sensación fría y pesada”, explica el diseñador senior de producto Dong Hun Kim. “Sin embargo, con el plástico, la textura es más cálida”.

Por lo tanto, aunque Samsung ha justificado ya el porqué de no haber utilizado el aluminio como material de construcción del cuerpo de su Samsung Galaxy S5, esto no quiere decir que próximos teléfonos inteligentes no vayan a ser lanzados con este material. Es más, anteriormente ya hemos visto cómo Samsung comentaba su desinterés en los sensores biométricos y, finalmente, el Samsung Galaxy S5 incorpora uno. Así pues, tendremos que esperar, sobre todo, a ver si es lanzado el Galaxy S5 “Prime” y qué material ocupa su cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *