¿Por qué las mujeres viven más que los hombres?

¿Por qué las mujeres viven más que los hombres? ¿Sabías que de las personas de más de 100 años de edad el 85 % son mujeres? ¿Sabías que las mujeres viven entre 5 y 10 años más que ellos? Esto es lo que afirma el doctor  Tom Perls, fundador del New England Centenarian Study de la Boston University y creador de la página web LivingTo100, en la que se puede calcular tu expectativa de vida.

 

“Una razón importante es el gran retraso -y ventaja- que las mujeres tienen sobre los hombres en términos de enfermedades cardiovasculares, como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Las mujeres desarrollan estos problemas por lo general entre los 70 y 80 años, unos 10 años más tarde que los hombres, quienes los desarrollan en sus 50 y 60. Durante mucho tiempo, los médicos pensaban que la diferencia se debía al estrógeno. Pero los estudios han demostrado que este no es el caso, y ahora sabemos que la administración de estrógenos a las mujeres post-menopáusicas en realidad puede ser nociva.”

Perls, en una entrevista con Time Health, estima que una de las razones para ese retraso en el inicio de las enfermedades cardiovasculares podría deberse a que las mujeres son relativamente deficientes en hierro en comparación con los hombres, especialmente mujeres jóvenes, debido a la menstruación.

“El hierro juega un papel muy importante en las reacciones en las células que producen los radicales libres, que recubren las membranas celulares y el ADN, y puede traducirse en el envejecimiento de las célula -explica el doctor Perls-. De hecho, en nuestra dieta, la carne roja es la principal fuente de hierro, y la falta de hierro es probablemente una de las principales razones de que ser vegetariano sea saludable. En un estudio sobre la relación entre el consumo de carne roja y las enfermedades cardíacas en Leiden, en los Países Bajos, se concluyó que en las regiones donde la gente no comía carne roja las tasas de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares eran la mitad en comparación con las poblaciones que sí la consumían.”

Otra posibilidad, aunque más compleja, de la longevidad femenina, según Perls, es que las mujeres tienen dos cromosomas X mientras que los hombres tienen uno.  Cuando las células envejecen tienen una opción en términos de genes – ya sea en un cromosoma X o el otro-.

“De esta manera -dice Perls- en algunas células, los genes en un cromosoma X están activos, y en otras células, por casualidad, el mismo conjunto de genes, con diferentes variaciones, están activos en el otro cromosoma X. Ahora bien, si un conjunto de variaciones proporciona una ventaja en la supervivencia de unas células frente a otras, entonces las células con la ventaja persistirá mientras que las otras se morirán, dejando tras de sí más células con los genes en el cromosoma X más ventajoso. Así, en las mujeres, las células quizás pueden estar protegidas por una variación ligeramente mejor de un gen en el segundo cromosoma X. Los hombres no tienen ese lujo.”

Pero en realidad todo esto es todavía un puzzle muy complicado de desentrañar. De todas formas, la buena noticia es que, en general, aproximadamente el 70% de la variación de la esperanza de vida promedio es probablemente atribuible a factores ambientales y solo el 30% se debería a la genética.

Así que, ya saben, no todo está perdido. Habrá que aprender a manejar mejor el estrés, que es una de las principales causas de este tipo de enfermedades. Aunque muchos de los centenarios que hoy pueblan el planeta también agregan que es muy importante ser optimista, alegre, y mantenerse activo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *