Por qué las mujeres mienten sobre su peso

Dos tercios de las mujeres han mentido acerca de su peso, quitándose un promedio de medio kilo. Investigadores encontraron que millones de mujeres declaran que su peso es varios cientos de gramos menos cuando conversan con compañeros de trabajo, mejores amigas y hasta con su mamá.

Las mujeres en promedio “eliminan” medio kilito de la balanza, y una de cada cinco ha simulado incluso pesar un kilo menos de lo que realmente marca la báscula. Una de cada seis ha ido tan lejos como anotar un menor peso en las máquinas del gimnasio, ya que se sienten avergonzadas de su verdadero tamaño.

A causa de estas mentiras, un cuarto de las mujeres están confundidas acerca de lo que verdaderamente pesan, y compran regularmente ropa de tamaños incorrectos. El estudio sobre una muestra de 2.000 mujeres fue encargado por Eat Water, una pasta que fomenta la pérdida de peso. De ahí surgió que las mujeres no sólo mienten sobre su peso, sino que muchas han confesado que también disimulan su talla de ropa, de sujetador e incluso su número de zapato.

Vincent Lee, de EatWater.co.uk, dijo que “la mayoría de la gente admite haber dicho alguna mentirita blanca sobre la forma de su cuerpo y su peso, pero que las mujeres mientan con tanta frecuencia da un poco de vergüenza”. “El peso es un tema tramposo y todos sabemos que no siempre es el mejor indicador de la salud o tamaño de alguien. Además, cualquier talla y forma del cuerpo es un tema muy personal.”

“Tener sobrepeso puede ser algo embarazoso y que golpea tu confianza, así que es natural que no se desee resaltar esto entre amigos e incluso con la pareja. Pero es preocupante que tantas mujeres estén empezando a creer sus propias mentiras.”

La mayoría de las mujeres admiten que se quitan una talla de ropa, pero una de cada cinco dijo que siempre dicen que son dos tallas más pequeñas que la realidad. El 17 por ciento incluso corta las etiquetas de su ropa y corpiños para mantener la pretensión de ser más delgadas.

La investigación también encontró que una de cada diez incluso miente acerca de su altura, y que la mayoría agrega unos cuantos centímetros para mostrarse más alta.

La principal razón para mentir es que las mujeres se sienten avergonzadas de su verdadero tamaño, y la segunda, la inyección de confianza instantánea que les genera faltar a la verdad.  Más de la mitad de las encuestadas señaló que todas las mujeres mentían sobre su peso, así era más o menos “el esperado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *