Por qué Apple gasto 400 millones en comprar Shazam

Esta semana empezaba con una gran noticia que no ha pasado desapercibida para los medios de comunicación: Apple ha comprado Shazam. Los primeros rumores sobre esta posible adquisición surgieron el pasado mes de diciembre, y no se ha hecho oficial hasta hace unos días.

La razón por la que la compañía de la manzana mordida se ha hecho con el servicio de reconocimiento de canciones es para “proporcionar a los usuarios una mejor forma de descubrir, experimentar y disfrutar la música”. No obstante, ¿hay algún motivo más?

Por qué Apple ha comprado Shazam

Que Apple es una compañía con mucho dinero no es ningún secreto. Ha sido la primera en llegar a la friolera cifra del trillón de dólares, con todo lo que eso se supone. Sin embargo, eso no significa que compre empresas por el simple hecho de hacerlo, sin ningún motivo aparente.

Obviamente, y con la inteligencia artificial a la orden del día, un servicio de reconocimiento de música como Shazam es una gran apuesta. A menudo, una adquisición de este tipo esta ligada a la mejora de servicios ya existentes o a la creación de nuevos. Ya ocurrió con Face ID (Faceshift, Emotient y Perceptio), Siri (VocalIQ) y Mapas (Coherent Navigation, Mapsense e Indoor.io).

El uso que la compañía podría darle a la app de reconocimiento musical, por ejemplo, tendría que ver más allá de usar el micrófono del iPhone. En 2015, Shazam incluyó la posibilidad de utilizar la cámara de los dispositivos móviles para identificar ítems de forma visual. Pero, más allá de identificar objetos, se centraría en la publicidad.

Un año antes, en 2014, Amazon inauguró FireFly, un servicio que funcionaba como una especie de “Shazam visual”, aunque el propósito del gigante de las compras era hacerlo un incentivo para vender su teléfono. FireFly estaba basado en Flow, una app para originaria de iPhone publicada por la subsidiaria de Amazon A9 search en 2011. La función de Flow era reconocer millones de productos con solo escasear el código de barras.

Empero, cuando Shazam identifica un código (o una imagen), se abre una URL que apunta a una web con publicidad, el trailer de una película o la opción de comprar un producto. Y desde hace un año se atreve con la realidad aumentada.

La realidad aumentada es la clave

Apple hace especial hincapié en casi cada Keynote en el esfuerzo que pone en la realidad aumentada. Los usos son muy variados, ya sea en juegos o aplicaciones. Y con el chip A12 Bionic se consigue la potencia necesaria para desenvolverse con soltura en esas situaciones.

Teniendo en cuenta que Shazam es una de las apps más utilizadas del mundo, y que ha hecho sus pinitos en este sector, se entiende por qué Apple la quería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *