Pantallas curvas último en smartphones de gama alta

No vamos a negar que en los últimos tiempos se hayan puesto de moda los wearables. Sin embargo, si hablamos de teléfonos, la última tendencia es incorporar a los móviles una pantalla curva. En esta lista te mostraremos todos los equipos que incorporen esta tecnología, a pesar de que no se hayan presentado específicamente en los últimos tiempos.

moviles_pantalla_curva

Samsung fue uno de los primeros en incorporar esta característica en sus dispositivos, lanzando al mercado elSamsung Note Edge. El smartphone cuenta con una pantalla que se extiende al lateral del teléfono. Esto, además de otorgarle un aspecto llamativo, facilita su manejo.

Entre otras funciones, permite al usuario no tener que salir de una app para iniciar otra, por medio de acceso directos, o visualizar las notificaciones sin ocupar espacio en la parte superior de la pantalla.

Pues bien, en este MWC 2015, la compañía coreana ha presentado el Samsung Galaxy S6 Edge, un teléfono con una pantalla doblemente curvada. Sin embargo, esta es una versión del nuevo buque insignia de la firma.

También hablaremos del LG G Flex y del LG G Flex 2, con otro tipo de pantalla curva. El primero de ellos fue una revolución en lo que a pantallas móviles se refiere, ya que fue el primero en incorporar este tipo de tecnología en su panel.

Por otra parte nos encontramos al último en sumarse a esta fiesta, el BlackBerry Slider. Aunque de momento sólo sea un prototipo, sabemos que llegará en 2015 y que vendrá con un teclado QWERTY que se mostrará al usuario al deslizar la pantalla.

En definitiva, si quieres conocer todos los móviles con pantalla curva que se han presentado hasta el momento, sólo tienes que echar un vistazo a esta lista o a la galería que te mostramos a continuación.

6. Samsung Galaxy Round

Samsung Galaxy Round móvil pantalla curva

Samsung hizo oficial el Galaxy Round en octubre de 2013 y fue el primer smartphone con pantalla curva de la compañía coreana. Como era de esperar, lo presentó en Corea del sur, su país de origen, pero lo que sorprendió es que nunca llegara a traspasar sus fronteras.

El equipo contaba con una pantalla de 5,7 pulgadas confeccionada con tecnología OLED y resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles). El grosor del dispositivo era de 7,9 milímetros, una cifra nada despreciable hace un par de años, y pesaba 154 gramos.

Su batería era de 2800 miliamperios y montaba un Snapdragon 800. A éste le acompañaban 3 gigabytes de RAM y funcionaba con Android 4.3. Su cámara era de 13 megapíxeles y contaba con LTE-Advanced.

El potencial de este smartphone con pantalla curvada se notaba en la experiencia de usuario, ya que era mejor.

5. LG G Flex

LG G Flex móvil pantalla curva

No es lo mismo una pantalla curva que una pantalla curva y flexible. El LG G Flex 2 reúne estas dos características y cuando salió a la luz fue toda una revolución. El terminal cuenta con un panel POLED que, además de adaptarse al rostro cuando hablas, presenta la misma curvatura que el ojo humano. Así, las imágenes son nítidas y naturales, a pesar de que mires el equipo desde un lateral.

Posee una batería curvada de 3500 miliamprios que permite cierto grado de presión, que es la que permite (en parte) que tenga una pantalla curva. El material que cubre la parte trasera se autoregenera, eliminando los pequeños golpes o arañazos.

Su cámara principal es de 13 megapíxeles y su delantera es de 2,1 megapíxeles. Su memoria interna es de 32 gigabytes, pero no tiene posibilidad de ampliarla mediante una microSD. Cuando salió a la venta costaba 799 euros, pero ahora se puede adquirir por 319 euros.

A pesar de que sus características no estaban nada mal, la estrella del teléfono es su pantalla curva. Si quieres ver cómo funciona, te dejamos con un vídeo del equipo.

Su cámara principal es de 13 megapíxeles y su delantera es de 2,1 megapíxeles. Su memoria interna es de 32 gigabytes, pero no tiene posibilidad de ampliarla mediante una microSD. Cuando salió a la venta costaba 799 euros, pero ahora se puede adquirir por 319 euros.

A pesar de que sus características no estaban nada mal, la estrella del teléfono es su pantalla curva. Si quieres ver cómo funciona, te dejamos con un vídeo del equipo.

4. BlackBerry “Slider”

BlackBerry pantalla curva

Hace menos de 24 horas nos enterábamos de que BlackBerry tiene pensado sacar al mercado un smartphone con pantalla curva antes de que termine el año. No sabemos aún muchas de sus características, ni siquiera sabemos su nombre, pero lo que tenemos claro es que contará con un teclado QWERTY para diferenciarse de otros smartphones de gama alta que posean esta característica. Su panel será táctil y, al deslizarlo hacia abajo, dejará al descubierto el teclado.

La BlackBerry curva se ha presentado en un evento en el MWC 2015 de Barcelona, pero sólo como prototipo. Para conocer el diseño final tendremos que esperar a finales de este año, que será cuando la conoceremos oficialmente. Por lo que parece, se asemeja más al Samsung Galaxy S6 Edge que al LG G Flex 2.

Suponemos que el smartphone con pantalla curva de los chicos canadienses funcionará con BlackBerry 10, la última versión del sistema operativo de la compañía, ya que será un móvil de gama alta.

De momento no conocemos el nombre oficial del smartphone pero sabemos que a nivel interno se llama Slider, tal y como ha confirmado John Chen, CEO de la empresa, durante la conferencia.

3. LG G Flex 2

LG G Flex 2 móvil pantalla curva

El LG G Flex 2 es la segunda versión del LG G Flex. Este terminal cuenta con pantalla curva flexible, al igual que su hermano menor, pero añade algunas funciones adicionales. Su panel es más pequeño, pero más ergonómico y monta un procesador Qualcom Snapdragon 810.

Lo primero que llama la atención del dispositivo es que cuenta con un a pantalla curva de 5,5 pulgadas, con un radio que va entre los 400 y los 700 mm. Su diseño acerca el micrófino a la boca, para reducir el ruido en las conversaciones, además de ajustarse mejor a la mano.

2. Samsung Galaxy Note Edge

Samsung Galaxy Note Edge móvil pantalla curva

Uno de los primeros smartphones con pantalla curva en salir a la luz fue el Galaxy Note Edge. Este teléfono se presentó en la pasada IFA 2014 después de una larga lista de rumores. La pantalla de 5,6 pulgadas cuenta con uno de los lados como apoyo extra y planeaba cambiar la forma de utilizar los smartphones.

Su lateral es bastante útil para los accesos directos, así como para detectar notificaciones. De la misma forma, este lado del panel sirve para controlar los comandos a la hora de reproducir vídeos, ya que se localizarán en su lateral.

El Samsung Galaxy Note Edge monta un procesador de cuatro núcleos funcionando a 2,7 gigahercios. A éste le acompañan 3 gigabytes de RAM. La cámara frontal es de 3,7 megapíxeles, con apertura f1.9, y la trasera es de 16 megapíxeles. Las dos cuentan con varios modos de disparo.

Su batería es de 3.000 miliamperios, que proporciona una autonomía de un día y pico. Está disponible en dos modelos: de 32 y 64 GB ampliables mediante microSD de hasta 64 GB. En cuanto a sus conexiones, destaca que cuenta con NFC y Bluetooth 4.0.

En definitiva, no sólo destaca por ser un móvil con pantalla curva, también posee unas características de altura.

1. Samsung Galaxy S6 Edge

Samsung Galaxy S6 Edge pantalla curva

Por segundo año consecutivo, Samsung ha querido utilizar el MWC como plataforma para dar a conocer sus lanzamientos estrella del año. Uno de ellos es el Galaxy S6 Edge, que cuenta con los laterales de su pantalla curvados. Además del elemento estético, al difuminar los bordes del aparato, la doble curvatura que ofrece el teléfono incorpora un par de funcionalidades bastante interesantes.

Por un lado, la función People Edge te advierte visualmente de las llamadas y mensajes de un total de cinco contactos a través de su identificación por colores. El tono asignado se podrá ver a pesar de que el teléfono esté boca abajo en una superficie.

Su segunda funcionalidad está ligada al sistema Information Stream, que mostrará en este espacio la hora, información del tiempo y otros datos. El terminal se pondrá adquirir a partir del 10 de abril a partir de 849 euros.

Al margen de esto, el equipo cuenta con un procesador Samsung Exynos 7420 de cuatro núcleos funcionando a 1,5 gigahercios. A éste le acompañan tres gigabytes de RAM. Su cámara principal es de 16 megapíxeles y su frontal es de 5 megapíxeles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *