OPPO quiere tener su propio iPhone X

El iPhone X celebra los 10 años del nacimiento del teléfono que vendría a influir en el devenir de la tecnología móvil. Un teléfono que, polémicas de diseño aparte, incluye algunas sustanciales mejoras como el Face ID, un reconocimiento facial con la pantalla apagada y que es muy complicado de engañar (aunque algunos ya lo han hecho con máscaras de látex) y los divertidos animojis.

Un teléfono, claro, que ha suscitado la atención del público en general, además por su elevado coste: el modelo de salida tiene un precio de 1.160 euros. Algo que muchos usuarios no están dispuestos a pagar.

patente oppo iphone x

iPhone X, tiembla: llega el diseño notch a OPPO

No solo ha suscitado curiosidad entre los consumidores de a pie: hay marcas que quieren tener su propio iPhone X. Una de ellas es OPPO, que en sus planes más próximos se encuentra el lanzar su propio iPhone X. Así lo revela una patente filtrada por el sitio Slashleaks. En esta patente puede verse el panel de un futuro modelo de Oppo (cuyo terminal OPPO R9S se convertía, en el primer trimestre del año, en el terminal chino más vendido del mundo, según datos de Strategy Analytics). Este panel es calcado al que podemos ver en el iPhone X. Uno, por cierto, con una gran polémica detrás, por culpa de ese ‘notch’ o ‘isla’ que podemos ver en su parte superior.

De este modo, nos surge la duda si la propia OPPO estaría desarrollando su propio Face ID o si, por el contrario, optaría por situar el lector de huellas en la parte posterior del teléfono. Uno de sus últimos lanzamientos, el OPPO F5 es un terminal a la ‘antigua’ usanza, con marcos pronunciados y unas caracteristicas ponentes: 6 pulgadas y full HD, además de procesador Mediatek Helio a 2.5 GHz 4/6, RAM 7 64/128 almacenamiento interno. En este caso, el sensor de huellas lo encontramos colocado en la parte posterior del terminal.

OPPO, terminale asequibles con altas prestaciones

Si OPPO acaba por lanzar su propio iPhone X podríamos estar ante un movimiento realmente agresivo. Es sabido que OPPO lanza terminales con precios muy ajustados para sus prestaciones, un gesto que  le acerca a otras marcas como OnePlus. El usuario podría tener, exactamente, el mismo diseño del iPhone X en un terminal mucho más económico: actualmente, podemos comprar el OPPO R9 Plus (muy similar al F5 en especificaciones) en tiendas chinas a un precio un poco superior a 300 euros. ¿Merecerá entonces la pena el desembolso de más de 1.000 euros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *