Nueva denuncia contra Apple por el término iPad

La compañía Proview Technologies acosará a Apple no solo en China, sino que también lo hará en EEUU. La tecnológica ha decidido recurrir a los tribunales de EEUU para llegar hasta el final con su demanda por los derechos del iPad.

Herida de muerte por las acuciantes deudas que arrastra, la compañía taiwanesa puede ser un contrincante muy peligroso para Apple. La batalla legal por los derechos del nombre de su tableta puede constarle una fortuna si finalmente las autoridades dan la razón a Proview.

Proview se agarra desesperadamente al iPad como su posible salvación. Muestra de lo que decimos llega con la noticia que informa que la empresa asiática extiende el duelo judicial que mantiene con Apple hasta EEUU. El representante legal de la compañía, Alice Wang, ha informado que han presentado en la Corte Superior de Santa Clara, California, una nueva demanda. En lo que respecta a los términos no parece que existan novedades más que la reclamación de sus derechos sobre el nombre de la tableta de Apple, el iPad.

Tal y como expresamos en el momento en el que se produjo el primer litigio en Asia, Proview demanda a Apple por usar el término iPad en el mercado chino sin su consentimiento. Por la otra parte, Apple expresa que hace 10 años compró los derechos a la empresa matriz y alega que los taiwaneses han roto el acuerdo. Ante esta tesitura, todo parece indicar que ambas partes se inclinan por acatar lo que las autoridades pertinentes decidan.

Ante tales circunstancias, parece que tanto Apple como Proview, independientemente de las alegaciones que puedan presentar una vez dictada la sentencia, se sentarán a negociar si el litigio es favorable para los taiwaneses. En ese supuesto, Apple seguramente buscaría llegar a un acuerdo que le permitiese utilizar sin restricciones el término iPad lo antes posible. No es para menos pues el mercado chino está en un momento de máximo desarrollo, justo cuando la economía mundial no se encuentra en las mejores condiciones. Desconocemos el montante de la operación, pero de lo que no cabe la menor duda es que sería la situación deseada por los asiáticos. Un pacto con Apple supondría un golpe de aire fresco para sus maltrechas cuentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *