No hacer nada también tiene sus beneficios Conócelos

 No hacer nada también tiene sus beneficios Conócelos. El estrés continuado puede tener un efecto acumulativo sobre el organismo y la psique y producir problemas severos de salud mental en etapas posteriores de nuestra vida. Por eso no hacer “nada” tiene sus beneficios. Permanecer quietos y prestando atención a la respiración durante unos minutos.

Según una investigación de la Universidad de California en Irvine (EE UU), publicada en la revista Psychological Science, la tensión nerviosa que sufre una persona cotidianamente puede afectar negativamente a su salud cognitiva en el futuro, informa 20minutos.es.

Las irritaciones del día a día van haciendo que el vaso se colme y en concreto, son las respuestas emocionales negativas a molestias cotidianas las que tienen este efecto acumulativo, según la doctora Susan Charles, profesora de Psicología y Comportamiento Social en la UCI y autora principal del estudio.

Tras analizar los datos de dos encuestas nacionales efectuadas en Estados Unidos, la doctora Charles y su equipo, han descubierto que discusiones con la pareja, los conflictos en el trabajo, las esperas de pie en largas colas, el tráfico y otras situaciones que causan estrés a diario, son factores que predicen la aparición de angustia psicológica y de ansiedad diez años después.

Por ello, la doctora Charles recalca la importancia de regular las emociones y mantener un equilibrio emocional, ya que cambiar la forma de responder ante el estrés, “es tan importante, para nuestra salud física y psicológica, como mantener una dieta saludable y seguir una rutina de ejercicio físico”.

Para Iñaki Rivero Urdiain, profesor de Psicología de la Universidad del País Vasco, UPV/EHU, se puede “aprender a descargar las tensiones acumuladas practicando la quietud, aprendiendo a vaciar el movimiento del cuerpo y, sobre todo, el de la mente”.

Este máster en QiGong y especialista en psicología china aplicada al desarrollo humano propone un método sencillo y efectivo basado en la NO acción, “que después de practicarlo (asegura) permite que la persona se sienta renovada, con el cuerpo más ágil y la mente más clara”.

“Este ejercicio para soltar las tensiones, que se recomienda hacer de pie, aunque también puede hacerse sentado, está indicado para personas con excesiva tensión física, mental y emocional; ansiosas, preocupadas, fatigadas o cansadas después de un día de trabajo” indica Rivero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *