Nexus 6 al lado del iPhone 6 y el Moto X

Muchos usuarios sigue sorpendidos todavía por las decisiones que Google ha tomado con respecto a algunos aspectos fundamentales de su nuevo Nexus 6, saltándose a la ‘torera’ algunas premisas que todos considerábamos como inamovibles. Una de ellas era el precio y la otra, el tamaño de su pantalla.
IMG_4781.PNG

Estaba claro que tras un Nexus 4 con pantalla de 4,7 pulgadas y un Nexus 5 con otra de 4,97, Google podría dar el salto para competir en el segmento de los ‘phablets’ atreviéndose a llevar su nuevo smartphone hasta los 5,3, 5,5 o, como mucho, las 5,7 pulgadas. Pero nadie imaginó que eso del 6 tendría que ver con el tamaño de la pantalla y no solo con el número de modelo que tocaba.

Pero nos guste o no, serán (casi) 6 las pulgadas de pantalla del smartphone fabricado por Motorola que ya está camino de las tiendas. Tanto es así que un empleado de T-Mobile no se ha cortado un pelo y ha hecho una fotografía del nuevo Nexus 6 junto al resto de competidores que tiene actualmente en el mercado. Bueno, el Moto X no lo es tanto y además faltan algunos ‘tope de gama’ de Samsung, Sony, LG, HTC, etc.

En la imagen podéis ver, de izquierda a derecha, un Moto X, un iPhone 6, un iPhone 6 Plus y el Nexus 6. Lo primero que queda claro es que tanto los dispositivo más grandes de Google como de Apple parecen tener un tamaño casi idéntico, aunque el terminal de los de Mountain View llena más pantalla del frontal que el de los de Cupertino, que tiene mucho más borde tanto por la parte superior como en la inferior. Igual ocurre pero en el sentido contrario con el Moto X, que con su pantalla de 4,7 pulgadas parece un poco más pequeño que el iPhone 6 que tiene al lado con una pantalla de idénticas dimensiones: 4,7 pulgadas.

Hay que recordar que el Nexus 6 no solo gana en tamaño y precio, sino que además montará un espectacular panel QHD AMOLED de 2.560×1.440 pixels y 493ppi, uno de los primeros que llegan al mercado si contamos a los LG G3, Galaxy Note 4 o Galaxy Note Edge que iniciarán la batalla por un segmento en el que incluso Sony no ha creído conveniente entrar a competir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *