móvil del futuro será flexible, transparente e integrado a la ropa

Es una realidad tangible que el teléfono móvil, en cuanto a sus formas no ha tenido muchos cambios radicales en su historia. El primer Motorola de 1973, con sus teclas, y el iPhone en 2007 con la instauración de las pantallas táctiles han sido los dos únicos cambios notables en cuanto a forma que ha sufrido un teléfono móvil. No es un tema fácil.

FUTURO

Los fabricantes son los primeros en apostar por nuevas formas y diseños, pero los materiales que se usan hoy en día en los móviles (plásticos, cristales, aluminio…) son relativamente complejos de manipular y muy caros si queremos obtener formas únicas. Ante ese reto hay nuevos materiales que ahora mismo se encuentran en desarrollo y que son las gran esperanza del momento: hablamos del grafeno y del nitruro de galio.

Un genio

Lo mejor es que uno de los mejores especialistas del mundo en este tema es el español Tomás Palacios, persona de reconocido prestigio que ha recibido los honores del mismísimo Barak Obama, al entregarle el Presidential Early Career Awards for Scientists and Engineers, el más importante galardón que entrega el gobierno de Estados Unidos para investigadores jóvenes. Palacios comenta en una reciente entrevista que en el futuro más inmediato, entre 10 y 15 años, el teléfono móvil será irreconocible y que podrá estar integrado en las paredes de nuestra casa.

Grafeno y mano

Materiales de ensueño

Según este especialista, los materiales comentados, serán los que permitan dar ese paso tecnológico y conceptual. Una electrónica casi ubicua que podrá estar presente en casi cualquier prenda y objeto que nos rodee, como puede ser la ropa que nos mida la temperatura corporal y que integre un móvil o un edificio lleno de sensores para saber en todo momento cómo están sus estructuras. Para ello el grafeno jugará un papel vital. Palacios apunta que hablamos de un material que más delgado que se conoce, solo una capa de átomo de carbono, siendo cien veces más resistente que el mejor de los aceros. Por si fuera poco es muy ligero y además transmite la electricidad mejor que el cobre.móvil en el brazo integrado

¿Genial no? El punto final es que dispone de un 2% de opacidad, por lo que es casi invisible, lo que unido a su flexibilidad le permite ser el material ideal para crear no solo móviles sino casi cualquier producto electrónica del futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *