Motivos para odiar iTunes como programa de ordenador

O lo amas o lo odias. No hay término medio. Aunque lo más probable es que te pase lo segundo. Y es que iTunes no es una opción, es una obligación para todos aquellos que quieran comprar, mover y descargar música a cualquier dispositivo de Apple. Ya sea iPhone, iPad o iPod.

Si realizas una búsqueda en Google con las palabras clave “Odio iTunes” te darás cuenta de que no estás solo en este mundo. Y es que son muchos los usuarios que no son todo lo modélicos que uno quiere. Es decir, puede que tengan un iPhone o un iPod, pero que no tengan un ordenador de la casa.

Esto dificulta las cosas y mucho. Si eres una víctima de iTunes, hoy queremos dedicarte este post. Estos son 5 de los motivos por los que uno puede odiar (sobradamente) iTunes como programa de ordenador.

1. iTunes es obligatorio

No hay otra manera de gestionar los archivos de tu iPhone o iPod. Si quieres sincronizar todos tus contenidos multimedia, será necesario que lo hagas a través de este programa.

Es decir, tendrás que conectar el dispositivo al ordenador (sea un PC o un Mac), instalar iTunes y mover, comprar y organizar todos tus archivos a través de esta herramienta. No existe la manera de hacerlo entre carpetas, a través de Windows, por ejemplo, de una manera más ágil y sin complicaciones.

2. Las limitaciones de iTunes para Windows

Si como la gran mayoría de usuarios tienes un ordenador con Windows, para gestionar todos los archivos multimedia contenidos en tu iPhone o iPad tendrás que tener instalado el programa. Lamentablemente, la versión para Windows es mucho más pesada y presenta algunas limitaciones.

Ya te hemos dicho que Apple siempre tiene en mente un usuario modelo: con un iPhone, un iPod, un iPad y un Mac en su poder. La versión reducida de iTunes para Windows tampoco es nada ligera. Algunas opciones, como por ejemplo la de grabar contenidos en CDs pueden ser tremendamente tediosas.

3. Las canciones no se pueden transferir a otros dispositivos

Todo lo que se compra en iTunes se queda en iTunes. Esta es la filosofía de Apple, así que debes tener claro que si compras canciones a través del servicio de Apple, no podrás transferirla a otras personas. Tampoco podrás moverlas de un lado a otro, para disponer de los archivos directamente en el ordenador.

Podrás adquirir toda la música que quieras, pero esta no te servirá de nada si quieres reproducirla en cualquier otro reproductor que no sea el de Apple. Pasar canciones de un ordenador a otro puede convertirse en la mayor de tus pesadillas (aunque las hayas comprado legalmente). Los archivos quedan encerrados entre iTunes y el dispositivo.

4. Las canciones que no compres aparecerán sin datos

Si compras las canciones legalmente, a través de iTunes, la organización será correcta. Es decir, toda la música se clasificará de manera adecuada, porque contendrá toda la información relativa al grupo o al cantante, pero también al título de la canción o del álbum.

Si quieres introducir y sincronizar en iTunes cualquier otro tema que hayas descargado a través de otra vía, lo más probable es que aparezca sin título y no puedas clasificarla correctamente. De este modo, la perderás en la inmensidad de tu biblioteca.

5. Problemas con la sincronización

La sincronización de contenidos entre dispositivos merece un capítulo aparte. Si tienes habilitada la opción de sincronizar diferentes archivos entre el iPhone y el ordenador (ya sea un Mac o PC), puede que también tengas problemas.

Y es que al borrar cualquiera de estos archivos en el ordenador, el sistema llevará a cabo una sincronización automática y los eliminará directamente (aunque no quieras) de tu dispositivo móvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *