Momentos curiosos de la entrega de los Oscar

Las pizzas no eran de mentira. El repartidor de pizza que le ayudó a Ellen DeGeneres a dar trozos de pizza al público en los Oscar no era un actor. La presentadora lo buscó tras bambalinas para revisar las pizzas. “¿Están calientes?”, le preguntó. Y él le aseguró que así era. “¿De qué son?”, preguntó ella. De queso y vegetarianas sin queso, le respondió. “Bueno ¡Vamos!”, dijo al ir con el repartidor al escenario.

20140304-071901.jpg

Beso en la boca. Segundos después de que 12 años de esclavitud ganara el premio a la mejor película, el productor Brad Pitt y el director Steve McQueen estaban celebrando con una anforita al lado del escenario de los Oscar. Después Pitt sorprendió al director tomándolo por el rostro y besándolo en los labios. “Creo que todos los hombres y todas las mujeres están celosos”, dijo el sorprendido director. “Para que sepas”, le respondió Pitt, “eres el primero”.

Blanchett: No es fácil ser la favorita. Ganar los otros premios por su actuación en los últimos meses no hizo que la ceremonia de los Oscar fuera más sencilla para Cate Blanchett. La noche fue la coronación para la Blanchett quien fue reconocida como mejor actriz en los premios del Sindicato de Actores, los Globos de Oro y otras ceremonias por su papel en Blue Jasmine. Pero tener que esperar hasta el final de la ceremonia del domingo resultó estresante para la ganadora del Oscar. “Era una presión intensa e insoportable que me da mucho gusto que haya desaparecido”, dijo Blanchett tras ganar. “Así es cada año”.

Oscar personalizado. Jared Leto se aseguró de registrar cada aspecto de su triunfo en los Oscar y llegó a filmar el momento en el que grababan su nombre en el trofeo al mejor actor de reparto tras la premiación. Matthew McConaughey también pasó al puesto donde grababan sus hombres en sus estatuillas en el Salón de los Gobernadores para que colocaran el suyo en el Oscar al mejor actor.

¿De qué se ríen? ¿Qué hizo que Jennifer Lawrence interrumpiera su presentación del premio al mejor actor? Fue Ellen DeGeneres y el elenco de Dallas Buyers Club. Mientras la actriz de Escándalo americano llegaba al el escenario, DeGeneres salió cuidadosamente para evitar que la actriz ganadora del Oscar se cayera ante ella como, le ocurrió en la ceremonia previa. La mayoría en el público no entendió el chiste, pero Jared Leto, Matthew McConaughey y sus compañeros comenzaron a reír a carcajadas, lo que hizo que Lawrence se saliera del guion y les preguntara qué era tan gracioso.

Admirador en el baño. Cuando Zac Efron vio que estaba detrás de Daniel Day-Lewis en la fila del baño, aprovechó para expresarle su admiración. “Soy todo un fan, tu trabajo nos inspira a todos”, dijo Efron saludando de mano al ganador del Oscar. “Es increíble que haya alguien como tú para admirarlo y sentirse inspirado”. Aunque estaba agradecido Day-Lewis no quiso quedarse mucho tiempo recibiendo elogios. “Me voy a escapar antes de que alguien más haga lo mismo”, dijo mientras avanzó directamente al baño.

Todos a bailar, hasta Leo. A la mitad de la interpretación de Pharrell Williams de su canción nominada al Oscar Happy, todas las celebridades estaban de pie bailando y aplaudiendo. A excepción de Leonardo DiCaprio. Al final de cuentas El lobo de Wall Street no lo pudo resistir y se puso a bailar junto a Sandra Bullock, Amy Adams, Christian Bale, Bradley Cooper y Meryl Streep.

Un mar de fotos. Las celebridades convirtieron la alfombra roja de los Oscar en una central de autorretratos con celular. Por primera vez en la historia, los fotógrafos que estaban en la alfombra roja estaban claramente superados por los nominados al Oscar, presentadores y otros invitados que se detenían para tomarse fotos con sus celulares. Había tantas personas tomándose “selfies” que los organizadores les tuvieron que recordar que siguieran caminando para evitar un congestionamiento. O peor aún, que alguien se metiera en su foto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *