Mitos y verdades sobre las dietas

Mitos y verdades sobre las dietas. Es un clásico inevitable (seguido sobre todo por la mujeres) que cuando llega la nueva temporada primavera-verano se quieran bajar de manera rápida y efectiva, los kilitos sumados en la época invernal, o los que nunca se fueron.

size1_60388_dieta

Sin embargo las dietas milagrosas, tipo shock, “de onda”, con denominaciones “cool” que hacen las estrellas nacionales o internacionales, una amiga o conocida, o aquellas casi “beatificadas” por la publicidad por medio de pastillas, o hábitos alimentarios sin aval profesional, siempre conllevan un costo de salud para tu cuerpo.

Enterate en esta nota, y de la mano de profesionales, las creencias y errores más comunes, para apostar por la belleza, desde la salud.

“Mi cuerpo, mi templo”
Casi como si se tratara de un hogar al que no hay que descuidar, y se debe mantener todo el tiempo desde el primer día, así deberíamos pensar a nuestro propio cuerpo a la hora de decidir la manera de alimentarnos.

Vale la comparación casi infantil para poder apreciar cuántos errores se suelen cometer en este sentido.

Por ello la licenciada en nutrición Daniela Ortega, y la doctora Ester Simón, médica clínica, nefróloga, aportan su valiosa palabra para derribar mitos, y esclarecer verdades veladas.

 1) “El pan engorda, sólo debe consumirse si es de salvado (Falso)
Nutricionista: “Ningún alimento consumido con moderación engorda. La diferencia que se encuentra entre el pan de salvado y el blanco es la cantidad de fibra que nos aporta. Esa fibra normaliza el tránsito intestinal y nos da saciedad, por lo que nos lleva a estar por más tiempo sin hambre, entre otros beneficios. Lo ideal es siempre dejar el pan para el desayuno y merienda, limitando el consumo en el almuerzo y cena. Se puede comer fresco como tostado, ya que las calorías son las mismas, pero fresco tiene mayor beneficio para controlar el apetito.

2) Las pastillas para adelgazar son siempre buenas y efectivas (Falso)
Nutricionista: “No aconsejo pastillas para adelgazar, algunas pueden causar un síndrome de mal absorción de nutrientes, y generalmente cuando se dejan de tomar tienen un fuerte efecto rebote, que afecta nuestra salud. Siempre lo mejor y más sano son los cambios en el estilo de vida, comida más sana y una vida más activa”.

Médica clínica: “Algunas pastillas  están compuestas con omega 100, o aditamentos de este estilo denominados como probióticos, que no son dañinos. Pero hay otras que sí, porque tienen algunas dosis de anfetaminas y de hormonas tiroideas que son malas para el organismo. Si se toman pastillas con hormonas tiroideas, y la persona no es hipotiroidea, provoca a largo plazo un daño en la tiroide.

Es como si se tomara algo que no se necesita. Entonces se  hace que la glándula vaya funcionando en menos, con algo que tiene gran cantidad de hormonas, y generando que el sujeto en cuestión tenga hipertiroidismo. Lógicamente si alguien es hipertiroideo va a adelgazar.

Lo importante es que antes de tomar cualquier tipo de pastilla, se consulte con el médico el tipo de medicación para bajar de peso que se desea consumir. Así, el profesional, de acuerdo a los componentes que figuren en el prospecto, determinará si la pastilla es, o no, nociva para el organismo.

Incluso, hay que prestar mucha atención a los tratamientos homeopáticos en donde le dan a la persona una pastillita para adelgazar. Por lo general esas píldoras contienen hormonas, diuréticos, anfetaminas y tranquilizantes para la ansiedad. Con ese combo, más la dieta y ejercicio, obviamente la mujer u hombre que lo tome va a adelgazar, pero a un alto costo. Esto implicará que cuando deje de consumir la medicación, habrá un efecto rebote que lo hará engordar de nuevo. Lo mejor sería una buena y equilibrada alimentación guiada”.

3) Las dietas disociadas tienen desventajas (Verdadero)
Nutricionista: “La dieta disociada se basa en la idea de no mezclar ciertos grupos de alimentos, ya que tienden más a convertirse en grasa cuando son ingeridas juntas que cuando lo son por separado. En realidad, no existe una base científica que  justifique esta afirmación”.

“La desventaja que presenta es que se puede desequilibrar la dieta y con esto causar deficiencias nutricionales, ya que no se especifican las porciones de cada alimento que deben ingerirse, de hecho no existe ninguna cantidad límite. Por ejemplo, consumir muchas proteínas y carbohidratos simples y frutas. Por lo tanto, el paciente no debería extenderse demasiado tiempo en esta dieta si las cantidades no han sido determinadas”

“Además después puede causar ‘rebote’ en la persona y hacerla aumentar de peso si vuelve a sus hábitos nutricionales desequilibrados. Esto se puede dar porque este tipo de dieta no enseña a comer, ni trata de cambiar hábitos alimentarios”.

4) La dieta cetogénica es ideal en todo sentido (Falso)
Nutricionista: “Se trata de una dieta que antiguamente se hizo para ciertos casos de personas que padecían epilepsia, en donde las porciones eran muy medidas. Hoy en día se usa en cualquier sujeto y de forma irresponsable. Se trata de una dieta en la que no hay límites con el consumo de proteínas y grasas (carnes, fiambres, etc.) mientras que la ingesta de carbohidratos es muy baja.

Es muy peligrosa porque puede desencadenar complicaciones en la salud como colesterol, ácido úrico, hipertensión, problemas renales por la carga protéica, entre muchos otros. No se puede mantener en una persona como una alimentación permanente,  porque además de lo mencionado tiene efecto rebote”.

Médica clínica: “La famosa dieta cetogénica puede generar daños importantes. Si es realizada en un corto período de tiempo, y guiada por un profesional que la considere pertinente para determinado tipo de caso, no lleva a ningún riesgo. Sin embargo, si se realiza durante un largo período puede generar trastornos en el metabolismo del organismo”.

5) Un plan alimentario para bajar de peso, aún con nutricionista, implica pasar hambre (Falso)
Nutricionista: “Todo tratamiento nutricional no implica una dieta sino cambios en la alimentación y poder mantenerlos e incorporarlos. No se debe pasar hambre porque el secreto no está en hacerlo, sino en aprender a comer, cuidando la cantidad como la calidad de la alimentación”.

“Cada plan alimentario se basa en las cuatro leyes de la alimentación: cantidad (debe ser suficiente para asegurar las necesidades nutricionales y calóricas de nuestro organismo), calidad (debe ser completa para asegurar el correcto funcionamiento de órganos y sistemas, aportar HC, PR, GR, Vit, minerales y agua), armonía (todos los componentes que forman parte de la alimentación deben guardar una relación de proporción entre ellos) y adecuación, es decir debe ser apropiada para cada individuo en particular”.

6) Las frutas ácidas adelgazan (falso)
Nutricionista: “No, porque no existe ningún alimento mágico que con el sólo hecho de consumirlo haga que desaparezcan los rollitos. Hay que comer bien y moverse más”.

7) Comer carbohidratos de noche, no es aconsejable (verdadero)
Nutricionista: “Siempre en la cena se aconseja comer más liviano como por ejemplo ensaladas y verduras, porque generalmente uno no espera el tiempo que necesita el cuerpo para hacer la digestión. Pero esto no significa que estén prohibidos para nada”.

8) Hacer dieta durante la menstruación permite adelgazar más rápido (falso)
Médica clínica: “Definitivamente ¡no! Tal mito carece de sentido porque sólo podríamos cuidarnos de 3 a 5 días al mes, y el resto de los días no nos servirían”.

9) Si la persona se alimenta bien, se mantiene en el peso adecuado (Verdadero) 
Nutricionista: “Una buena alimentación no sólo nos ayuda a mantenernos en un peso adecuado, sino que nos preserva con buena salud evitando complicaciones que puede traer alimentarse mal. Desde malnutrición, diabetes, obesidad, colesterol, triglicéridos, hasta  enfermedades cardíacas o  hipertensión, entre otras”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *