Mitos más sorprendentes de la tecnología

¿Has oído decir que se pueden hacer palomitas con el móvil? Sí, seguro que sí. Pues no lo intentes, porque no es verdad. Pero este no es el único mito de la tecnología. Existen muchos otros y, probablemente, mucho mejores. En esta publicación reunimos los mitos más sorprendentes que, como podías esperar, no son ciertos. Pasen y vean…” y ya sabéis cómo termina el refrán.

apertura-mitos-tecnologia

¿De dónde salen estos mitos? En realidad, de la ignorancia. Ahora bien, llevan entre nosotros muchos años y su simple repetición, en algunos casos, los ha posicionado casi como “verdades absolutas” de la tecnología. Pero nada más lejos de la realidad.

doing-it-wrong-nintendo-computer

1. Los ordenadores necesitan descansar

Tu ordenador pasa horas y horas encendido y, cuando funciona mal, alguien te dice: “¿Lo apagas de vez en cuando…?” Pues no, no es necesario que lo hagas. Si quieres ahorrar energía, de acuerdo, pero los ordenadores no necesitan una siesta después de comer, ni dormir 8 horas como nosotros para rendir perfectamente al día siguiente.

2. Deja la batería descargarse por completo

Para evitar que la batería pierda horas de autonomía, dicen, hay que hacer “cargas completas”. Es decir, enchufas tu móvil a la corriente cuando está en un 90% -por ejemplo- estarías favoreciendo su degradación. En realidad, no es cierto, aunque lo fue en su día con las baterías de Níquel-Cadmio por el “efecto memoria”, un concepto que pasó a la historia con las baterías de Ion-Litio.

4. Más megapíxeles = mejores fotografías

El archiconocido quién la tiene más grande de la tecnología tiene que ver con los megapíxeles. La fotografía resultante es de mayor tamaño y, por tanto, podemos hacer más ampliaciones sin perder calidad. ¿La fotografía es mejor, o de mayor calidad? De hecho, no, sino que esto depende de otros muchos factores que no son los megapíxeles.

5. El WiFi da dolor de cabeza

“Niño, apaga el WiFi que me está dando dolor de cabeza”. El móvil o el televisor son dispositivos que emiten mayores radiaciones y no, no se han registrado evidencias de que produzcan dolor de cabeza. Así que, si alguien lo pretende, que tu conexión WiFi no deje de funcionar por este motivo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: