Mi iPhone no carga ¿Qué puedo hacer?

Lo primero que debemos decirte es calma… Este es un problema bastante extendido y en la mayoría de los casos la solución es mucho más sencilla de lo que podrías imaginarte. Si tu iPhone (o iPad o iPod Touch) carga con normalidad y de pronto deja de hacerlo, el motivo suele ser que algo está evitando que el conector Lightning del cargador haga contacto correctamente.

Si te ves en esta situación lo que debes hacer es hacer una limpieza al conector del iPhone siguiendo las instrucciones que detallamos a continuación. Verás como después de seguir estas instrucciones tu iPhone vuelve a carga con normalidad; al menos en la mayoría de los casos.

Lo primero que debes hacer es comprobar que realmente hay algo obstruyendo el puerto del smartphone. Para ello lo mejor es simplemente mirar dentro del puerto, una linterna te será de gran ayuda para alumbrar el hueco del puerto Lightning y así ver mejor lo que hay dentro.

Lo habitual es que el hueco esté repleto de pelusas y suciedad en general. Ésta acaba dentro del hueco al llevar el terminal en el bolsillo, bolsos o mochilas y con el paso del tiempo se va acumulando. Además, al poner a cargar el dispositivo la suciedad acaba siendo comprimida al fondo hasta que finalmente se convierte en un problema, meses o años después de empezar a utilizar el equipo.

Una vez que compruebes que realmente hay suciedad que puede estar impidiendo la carga normal del iPhone, lo que debes hacer es retirarla con mucho cuidado. Para ello puedes ayudarte de un palillo o algo similar; aunque lo ideal es que sea de plástico y no de madera o metal. Un cepillo con unas cerdas muy suaves también puede ser una buena opción. Sea cual sea la herramienta que utilices úsala con suavidad para no dañar el puerto de carga.

Tras esta limpieza, conecta de nuevo el cargador a la toma de la pared o al puerto USB del ordenador y después al iPhone. ¿Ya carga correctamente? Si la respuesta es sí está claro que el motivo era la suciedad que impedía una buena conexión entre el cargador y el dispositivo. En cambio, si la carga sigue sin funcionar es posible que el cargador, el cable USB o el propio smartphone tengan algún tipo de daño y sea necesario hacer las comprobaciones de otra forma.

Prueba otro cargador y cable USB que sepas que funciona, así podrás descartar que el problema no esté en el cargador. Una vez descartado que el cargador no sea el culpable, nuestra recomendación es que lleves el iPhone a un servicio técnico, ya que posiblemente el problema sea de hardware.

Esperamos que esta información te resulte útil y con una simple limpieza del conector Lightning tu iPhone vuelva a cargar con normalidad y puedas dejar de decir “mi iPhone no carga”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *