Mentira más cínicas del amor

Se puede decir que, hoy en día, internet forma parte de la vida de casi todas las personas o de una gran mayoría, y es utilizado para distintos fines. Las personas se pueden ver beneficiadas de múltiples formas en diversas áreas de su vida, pero, principalmente, en el ámbito laboral, académico y social.

Para muchos, el uso de las redes sociales se ha convertido en el primer y, en algunos casos, el único medio para relacionarse con otras personas; desde estar en contacto con amistades, conocer nuevas personas o, incluso, aparentemente tener relaciones amorosas a través de la red.

Pero, ¿qué sucede con las relaciones amorosas por internet? ¿Cómo son y por qué se dan?

En la red, el anonimato permite y favorece el desenvolvimiento de muchas personas, sobre todo las tímidas. Para algunas, resulta más fácil relacionarse así; se sienten más seguras y pueden agregar u omitir información que creen les pueda beneficiar ante el otro, creando así fantasías y construyendo personalidades distintas a la que realmente son.

Por tanto, las relaciones amorosas cibernéticas no son reales, son virtuales y no pueden sustituir nunca una relación amorosa como tal.

Para que se dé una atracción real hacia una persona, los sentidos juegan un papel muy importante e influyen directamente en el enamoramiento; la vista, el olor y el contacto físico, así como las caricias y abrazos.

A partir de todo lo anterior, se puede entonces hablar de enamoramiento y, por ende, de establecer una relación amorosa real.

Las “relaciones amorosas por internet” se pueden dar en todas las edades. Es más común en la adolescencia, teniendo en cuenta que al adolescente le es difícil relacionarse con sus pares por problemas de seguridad y autoestima.

Sin embargo, actualmente vemos que incluso personas de entre 30 y 50 años de edad las tienen; y esto se puede deber a diversas razones:

  • Adultos con incapacidad para relacionarse o entablar relaciones de amistad con los demás y, por tanto, les es más difícil conocer a una persona y establecer una relación de pareja real.
  • Las relaciones virtuales, no exigen un compromiso claro; algunos adultos realmente no están buscando una verdadera relación de pareja y no están dispuestos a asumir las implicaciones que conlleva.
  • Finalmente, hay que tomar en cuenta que no tiene nada de malo iniciar una relación amorosa por internet; sin embargo, es importante pasar del plano virtual al real para hablar entonces de una relación amorosa real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *