Mayweather vencio a Canelo Alvarez en la pelea del año

Mayweather vencio a Canelo Alvarez en la pelea del año. La velada denominada “The One”, que la pasada noche se celebró en el MGM Grand Garden Arena, de Las Vegas (Nevada), al margen de batir varias marcas de ingresos económicos dejó a los estadounidenses Floyd Mayweather Jr. y a Danny García como el “rey” y el “príncipe” de la noche, respectivamente.

130915064548_mayweather_464x261_getty

Mayweather Jr., a sus 36 años, dio toda una exhibición de velocidad, colocación de golpes e inteligencia que le permitió mantener el invicto después de 45 peleas realizadas, la última ante el joven mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, que llegó también invicto al combate, pero se fue con la derrota más “humillante” que ha sufrido.

No por el resultado final, perdió sólo a los puntos por decisión mayoritaria, según los tres jueces que trabajaron en la pelea, incluida la polémica C.J. Ross, que dio un empate a 114-114 puntos en su cartulina, sino por la lección y exhibición de boxeo a que fue sometido por parte de Mayweathear Jr. durante los 12 asaltos que duró la pelea.

El campeón invicto estadounidense volvió a cumplir con todos sus planes a la perfección después de elegir al rival ideal tanto desde el apartado deportivo como económico, como demostraron los resultados.

Mayweather Jr. se enfrentó en el cuadrilátero a un rival que no le generó ningún tipo de riesgo deportivo y fue el factor más importante que le permitió llevarse una bolsa garantizada de 42 millones de dólares y otros 58 extra que podrá ganar cuando se sepa la venta de los derechos de televisión de pago y circuitos cerrados.

Todo estaba planificado, hasta dejar la puerta abierta para que haya una “revancha” antes que decida retirarse como profesional, de ahí la decisión mayoritaria de los jueces y el no haber querido dejar fuera de combate a su rival cuando lo tuvo a su merced los 12 asaltos.

De ahí que Mayweather Jr., que es una auténtica máquina de hacer dinero y el deportista mejor pagado de Estados Unidos -concluirá el año con 74 millones de dólares garantizados en sólo dos peleas que ha realizado-, esta vez con la ayuda de un púgil mexicano fue más “rey” que nunca dentro del mundo del boxeo.

Pero antes de la victoria de Mayweather Jr., su compatriota García, el joven de 25 años de origen puertorriqueño, aportó toda una lección de boxeo junto al argentino Lucas Matthysse en la pelea con los títulos del peso superligero, versión CMB y AMB, en juego.

Ganó García por decisión mayoritaria para mantener el invicto (27-0, 16 nocáuts) y los títulos, pero antes tuvo que superar a un rival como Matthysse que vendió cara su derrota.

“Sabía que era un boxeador duro. Pero veníamos bien preparados y lo mostramos arriba del ring. Nunca rehuimos el combate. Peleamos con combinaciones, hicimos todo lo que teníamos que hacer”, declaró García.

Por su parte, Matthysse no vio cumplido el sueño de llevarse los títulos a Argentina, pero sí se ganó el derecho a tener una revancha por el gran boxeo que realizó.

Matthysse, de 30 años, que dejó su marca en 34-3-0, 32 nocáuts, dijo sentirse “orgulloso”.

Mientras, en la tercera pelea de la noche, el aspirante mexicano Carlos Amado Molina, de 30 años, le dio una alegría al boxeo de su país al vencer por decisión dividida al estadounidense Ishe Smith y proclamarse nuevo campeón del peso mediano Jr., versión Federación Internacional de Boxeo (FIB)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *