Trucos de maquillaje para piel grasosa

Trucos de maquillaje para piel grasosa. Tener un cutis graso no implica necesariamente que tu maquillaje resulte menos duradero y bonito. Simplemente, este caso requiere una correcta limpieza previa del rostro y utilizar siempre productos idóneos osea el maquillaje para piel grasosa, que respondan a las características específicas de este tipo de piel. mujerdeelite.com

maquillaje para piel grasosa

Hay que recordar que una dermis grasa necesita unos cuidados básicos para lucir sana y para que el maquillaje cumpla su función fundamental: unificar la piel del rostro. La limpieza diaria y una correcta exfoliación cada quince días evitará que el exceso de sebo y las células muertas se acumulen y lleguen a taponar los poros, provocando la aparición de los temibles granitos.

maquillaje para piel grasosa

Una mascarilla semanal, a base de arcilla blanca, te ayudará, también, a absorber ese exceso graso que tu piel produce. Junto a estos consejos, hay que dejar claro que la piel grasa (o mixta) también necesita una correcta hidratación (no confundir grasa con agua). Es un error suprimir la crema hidratante pensando que así reducirás los brillos. Debes utilizarla a diario pero siempre eligiendo un producto libre de aceites (oil – free).

Con el cutis limpio e hidratado, el éxito de un maquillaje para piel grasa está en elegir la base adecuada. Si tienes poros abiertos (muy comunes sobre todo en la zona de la frente y de las aletas de la nariz), antes de aplicarla, prueba a utilizar un gel específico con efecto “minimizante”. Este tipo de productos resultan realmente efectivos porque crean una especie de “film” invisible que alisa la zona de aplicación reduciendo la presencia de los poros. Utilízalos en aquellas áreas conflictivas y, seguidamente, aplica la base en el conjunto del rostro. Elige una de tono similar al de tu propia piel y, preferentemente, de textura crema. Si te gustan más las bases fluidas (líquido) asegúrate de que la tuya no contiene aceites en su composición.

maquillaje para piel grasosa

A la hora de usar un maquillaje para piel grasosa, lo ideal es una base en crema con cobertura media y aplicada con esponja. Una vez que la hayas extendido correctamente de manera uniforme, si tienes granitos es el momento de recurrir a los correctores específicos para pieles con acné (no comedogénicos). Aplica una cantidad mínima de producto sobre el granito y difumina con la ayuda de la esponja para que se funda perfectamente con la base.

Conseguida la uniformidad del rostro toca maquillar ojos y labios. Los párpados son una de las zonas donde puede llegar a concentrarse y hacerse visible el exceso graso. Para evitarlo, utiliza una prebase matificante antes de aplicar las sombras (ayudará a una mejor fijación). Extiéndela bien en el párpado móvil y en el arco de las cejas. Además, otro buen consejo, es optar siempre por sombras en polvo (no crema). Con ellas conseguirás mayor absorción y un mejor resultado. No apliques demasiada cantidad de producto. Elige tus tonos favoritos y extiéndelos por el párpado con un pincel adecuado. Para terminar, si quieres, delinea el contorno de los ojos y aplica la máscara de pestañas.

Para tu boca, elige labiales sin base oleosay antes de aplicarlos, utiliza el delineador (con él evitarás que el labial pueda correrse alrededor de tu boca, una de las zonas también propensa a la aparición de granitos).

Mila Kunis tiene un cutis graso propenso a brillos y acné

En el caso de pieles grasas, acabar el maquillaje con polvos translúcidos es “obligatorio” porque este producto es la clave para fijar bien el maquillaje y lograr un bonito efecto aterciopelado y libre de brillos. En los casos en los que la presencia de grasa se concentra en determinadas zonas haciéndose visible al poco tiempo de realizado el maquillaje, un truco infalible es recurrir a los papeles matificantes que ofrecen distintas firmas cosméticas (mucho más recomendable que el socorrido “kleenex”). Son parecidos al papel “cebolla”, ultra finos y con gran poder para absorber la grasa del rostro. Antes de aplicar los polvos translúcidos, presiona suavemente con ellos en aquellos puntos en los que sabes que los brillos pueden aparecer y verás como consigues mantenerlos bajo control.

Por último, no olvides dar un toque de color a tus mejillas, pero eligiendo siempre un rubor en textura polvos. Aunque tengas el cutis graso, tu maquillaje puede quedar ¡perfecto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *