Los futuros Google Pixel contarán con procesadores personalizados

El evento de ayer en el que se presentaron oficialmente los nuevos Google Pixel y Google Pixel XL fue toda una declaración de intenciones de la firma. Hasta en ocho ocasiones se tomó como ejemplo a Apple y las características de sus iPhone 7 y iPhone 7 Plus para ensalzar las bondades de sus nuevos smartphones. Sin embargo, hubo otro gran detalle en la gala. Ese no es otro que anunciar a bombo y platillo que los Google Pixel eran los primeros equipos propios, diseñados íntegramente por el buscador. Sin embargo, serán los próximos Google Pixel los que tendrán más genes del gigante de Internet, dado que se indica que habrá procesadores personalizados para los mismos.

 procesador-smartphone

Google se ha encargado de anunciar que los nuevos Google Pixel son 100% suyos. A diferencia de los anteriores equipos, los Nexus, que eran fabricados con ayuda de fabricantes como Samsung, LG, Huawei e incluso HTC, los nuevos Google Pixel tienen todo su ADN. Aunque han sido ensamblados por HTC, ha sido el buscador el que ha dado las pautas a seguir en la cadena de producción. Un paso a una nueva estrategia comercial que pasa por emular la figura de Apple en el mercado de smartphones.

Google Pixel a medida, como Apple con iPhone

Las posteriores entrevistas realizadas por los medios a la cúpula directiva de la multinacional nos ha permitido conocer aún más detalles al respecto. La cámara ha sido otro de los puntos que Google ha puesto especial énfasis en su desarrollo, con un chip dedicado que va acompasado de un software personalizado. Sin embargo, será en un futuro inmediato cuando la gran G explote todo el potencial de su equipo de ingenieros. Y es que el objetivo parece evidente: fabricar un smartphone propio para adaptar el software y optimizarlo al máximo. Como ya hemos indicado, el mismo trato que confiere Apple a su iPhone.Colores disponibles del Google Pixel

Procesadores a medida, optimizados, próxima evolución

Parece que, tal y como detalla Bloomberg, el próximo paso de Google será la personalización de los procesadores de los futuros Google Pixel. Una decisión muy importante que le permitirá optimizar al máximo Android para exprimir el hardware y lograr una experiencia de uso plena. Lo cierto es que este punto es uno de los que padece Android puesto que es adaptado a multitud de smartphones de una gran diversidad de fabricantes.

Para tal objetivo, Google ha unificado sus departamentos de hardware que, hasta la fecha, trabajaban de forma independiente en proyectos varios, tales como Google Glass, ChromeCast y Pixel. De este modo, la firma aunará todos sus recursos para diseñar hardware a medida, insistimos, del mismo modo que trabaja Apple. Y es que la firma de la manzana trabaja codo con codo con Foxconn y con los principales proveedores de componentes que permiten configurar a medida sus iPhones y iPads.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *