Los fracasos más importantes de Google

Los fracasos más importantes de Google. Google es una de las compañías tecnológicas más grandes del mundo. Con el correr de los años, nos ha presentado productos fantásticos, que van más allá del simple buscador. Fue una de las pioneras en cloud computing con Google Docs, y hoy en día hasta está ingresando al mercado de proveeduría de conexión de internet de alta velocidad. Pero no todo ha sido victorias y éxitos en el historial de Google. De hecho, tienen una amplia lista de errores en su prontuario.

Desde presentación de productos que el público odió, hasta enigmáticos buscadores que duraron muy, muy poco, estamos acostumbrados a las cosas que “quedaron” de Google, sin acordarnos de las cosas que en su momento probamos y nos parecieron un desastre. Le pasa a todas las grandes compañías, hace algunas semanas hicimos una lista con los peores errores de Windows, el sistema operativo de Microsoft, y también Apple tiene una lista de flops bajo la manga. ¿Cuáles fueron los más importantes de Google?

Google Buzz

Se trata de uno de los fracasos más importantes de Google en los últimos años, y uno de los primeros intentos de la compañía de Mountain View de meterse de lleno al mercado social que en su momento parecía saturado. Finalmente lograrían darle una forma más concreta con Google+, mucho tiempo después, pero Buzz fue una de las cosas más arriesgadas y molestas que salió de la compañía en mucho tiempo.

 Google Buzz funcionó como un agregado/red social que los usuarios de GMail podían utilizar para comunicarse con sus contactos. Fue anunciado en febrero de 2010 y solamente duró algunos meses antes de ser sacado completamente de circulación en octubre de 2011. Si bien los usuarios podían desactivar Buzz desde sus preferencias, una de las principales quejas que tuvo el servicio estuvo relacionada con la privacidad. Las publicaciones de Buzz no estaban demasiado protegidas, lo que motivó que hasta el gobierno canadiense demandara a la compañía.

Finalmente, los de Google entendieron que Buzz no iba a “pegar” con los usuarios y que ya era considerado más una molestia que otra cosa. Por eso, decidieron cerrar el proyecto, permitiendo que los usuarios descargaran sus contenidos a través de Google Takeout o acceder a los mismos desde su perfil de Google.

Anuncios en audio

No es ninguna novedad que los de Google obtienen la mayoría de sus ingresos a través de la publicidad en todas sus formas: AdWords, AdSense, y más. En 2009, decidieron apagar una de sus últimas iniciativas, Audio Ads, que tenía por ese entonces tres años de vida y poca reputación. La intención de la compañía había sido meterse en el mercado de la publicidad radial, pero de acuerdo con la propia compañía no tuvieron el impacto que esperaban.

Por esta época, Google estaba bastante interesado en hacer una fusión entre su importante presencia online y la vida offline de los usuarios. Por eso también contaban con un programa para publicidades en periódicos, por ejemplo. Pero a veces las cosas que funcionan, y muy bien, online, pueden ser un rotundo fracaso en la vida real. Es algo que Google tuvo que aprender de malas maneras, con pérdidas de inversiones importantes.

Dodgeball

Para algunos de nuestros lectores Dodgeball puede sonar familiar, no porque lo hayan usado, sino porque fue uno de los primeros proyectos del fundador de Foursquare, Dennis Crowley. A nosotros nos interesa porque en 2005, Google lo compró. El producto, por supuesto, no funcionó como se esperaba. Aunque fue un fracaso, para Google fue la fuente de inspiración de Latitude, uno de los competidores de Foursquare que, por supuesto, tampoco funcionó como debería.

El mercado de la geolocalización es complicado. Dodgeball permitía que los usuarios usaran su móvil para informar de su ubicación a otros usuarios, lo que hacía del servicio una especie de red social primitiva. No es raro que Google elija discontinuar un producto, en este caso se trató de un servicio poco exitoso y cuya tecnología podía ser aprovechada de otras formas, con Latitude. Si Google hubiera jugado bien sus cartas, podría ser una de las compañías líderes en aplicaciones de geolocalización. Pero, afortunadamente, el mercado está más diversificado.

Google Answers

Yahoo! Answers es una forma un tanto entretenida de obtener respuestas dudosas. Sabemos que muchas de las respuestas de los usuarios no han tardado en convertirse en memes, gracias a su creatividad, por así decirlo. Google también quiso meterse en este tipo de sitios, y trató de hacerlo con Google Answers. En 2002, año de lanzamiento de Google Answers, Yahoo! todavía tenía algo de importancia en el mundo de internet, y Answers prometía ser algo innovador.

En general, cuando Google quiere copiar una tecnología o idea directamente compra la compañía. En este caso, se veía difícil compra Yahoo!, suponemos, por lo que la copia fue un tanto más evidente. La única diferencia residía en el hecho de que se trataba de un servicio de pago. Los usuarios tenían que “ofertar” para obtener la respuesta de un experto a su pregunta. Por supuesto, la idea de tener que pagar por un servicio que Yahoo! ofrecía de forma gratuita no sentó bien con los usuarios, y en 2006 se le dio el apagón final a Google Answers.

Google X

Muchos extrañarán la existencia de iGoogle, la herramienta que nos permitía personalizar nuestra página de inicio de Google, pero esta no es la primera vez que Google le baja el pulgar a un producto relacionado con su buscador. Allá por 2005, Google lanzó Google X, un homenaje a Apple y su Mac OS X. Parece increíble decir esto hoy en día, cuando Apple está lentamente quitando todos los productos de Google de sus dispositivos, pero en 2005 parecía algo sensato.

Google X era, básicamente, una página del buscador que imitaba la interfaz de OS X con un dock. En el pie de la página se podía leer “Las rosas son rojas. Las violetas son azules. OS X es genial. Homenaje para tí”. Por supuesto, en inglés rima y tiene mucho más sentido. ¿Cuánto tiempo estuvo disponible Google X? Un día. Los abogados de Google pensaron que podría traerle problemas legales con Apple y se ordenó que se diera de baja. Queda el recuerdo para esta época en la que Google y Apple son cuasi-enemigos.

Mención especial

Ya tenemos cinco de los peores errores de Google, pero hay muchos más. Google ha intentado meterse a casi todos los mercados posibles. Pero algunos de los productos que finalmente fueron “cancelados” simplemente no fueron comprendidos. Por ejemplo, Google Wave, una herramienta de trabajo colaborativo que estaba adelantada a su tiempo.

Mientras que en un primer momento los usuarios morían por recibir una invitación a la beta de Wave, la falta de usuarios en la plataforma hizo que uno de sus propósitos principales, el trabajo colaborativo, se vea truncado. Los usuarios obtenían Google Wave, pero no tenían con quien compartirlo o con quien usarlo. Había algunos grupos generales, pero eventualmente los usuarios se aburrieron y siguieron adelante. En 2010, dejó de encargarse de Wave.

Este caso nos permite hablar de una de las facetas más importantes que tiene Google como compañía desarrolladora. Sus empleados tienen el tiempo necesario para trabajar en proyectos personales que consideran interesantes, y estos proyectos muchas veces se terminan convirtiendo en productos de Google. Puede que no nos gusten todos, pero lo cierto es que se trata de una compañía para la cual la innovación es importante y no tienen miedo de cometer errores para ser líderes eventualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *