Los 10 errores que no debes cometer en Twitter

Nadie es perfecto, y menos en las redes sociales. Cometemos tantos errores en Twitter yFacebook que todos literalmente aprendemos a usar estas herramientas a los golpes. No hay manual que nos salve, y menos si no queremos leer ninguno. Sumado a esto existe la creencia, por lo menos en Twitter, que todo se vale, que podemos usarlo cómo nos de la gana, sin ninguna regla fundamental. Esto no es mentira, Twitter tiene una capacidad insólita de ser usado de mil maneras. Pero hay algo más poderoso que Twitter, y en algunos países se le llama “sentido común”.

Estas lista no es un compendio de reglas, ni normas, ni mandamientos, ni imposiciones. Es simple observación. Son pequeñas cosas que debes evitar hacer en Twitter para mantener un mínimo de coherencia, no ahuyentar o fastidiar a tus seguidores, y sacarle un mejor provecho a una de las herramientas más alucinantes que existen hoy en día en Internet.

Estos son los 10 errores que más cometen las personas en Twitter:

Usar tu cuenta cómo una forma de propagar spam. Hay personas y compañías que entran a Twitter para sólo promocionar sus productos. Esto es completamente absurdo e inútil. Nadie quiere seguir a una persona que escupe publicidad a diestra y siniestra. Una buena práctica es enviar mensajes de autopromoción solamente un 20% de las veces. La mayor parte de tus mensajes deberían ser cosas que despierten un mayor interés. Generar valor a tus seguidores, no gastar bits innecesarios en mensajes que nadie va a leer. Las empresas pueden promocionarse más que las personas normales, pero también es aburrido si lo hacen todo el tiempo. Nunca envíes toneladas de replies dirigidas a usuarios determinados con el mismo mensaje, si lo haces lo más seguro es que dejen de seguirte, e incluso que Twitter suspenda tu cuenta.

No completar tu perfil. Muy pocas personas siguen cuentas que no están completas. tener un avatar personalizado es sumamente importante. Si dejas el huevo de Twitter mucho tiempo, nadie mostrará el más mínimo interés en seguirte. Tu bio también es parte fundamental, es la forma como la gente se hace una idea de ti. Piensa muy bien que vas a colocar aquí, se creativo, ingenioso y piensa en cómo quieres representarte en esta red social.

Seguir personas de forma desesperada. Seguir gente por sólo seguirla es un gran error. Elige muy bien a quien deseas seguir. Muchas empresas cometen este error al comenzar y comienzan a seguir personas de forma desesperada esperando el tan $··%%&%$·$·”“$ followback. Una pésima estrategia que al final muestra simplemente desesperación. Hay gente que la usa para conseguir más seguidores, una vez los siguen de vuelta, dejan de seguir a la persona y así siguen hasta el infinito. Varias cuentas con miles de seguidores usan esta técnica de forma automática. Al final es fácil detectarlo y tu credibilidad se va al piso, un fraude tonto.

No interactuar. Twitter es más sobre las relaciones que construyes y la comunicación, que sobre seguidores y seguidos. Si nunca respondes a lo que te preguntan, es realmente difícil que puedas establecer una red importante de contactos y amigos. Probablemente cuando pidas ayuda, nadie te responderá. Interactuar hace Twitter un 110% más interesante que si nunca lo haces.

No darle importancia a la ortografía. Es de esas cosas en las cuales el “todo se vale en Twitter” falla por completo. Si tienes una mala ortografía, la impresión que tendrá la gente de ti será poco profesional. Ten cuidado al escribir. No uses ese lenguaje de SMS ilegible por los mortales de más de 30 años. Si escribes bien la gente te va a leer con gusto. Si escribes mal, estarás solo en el desierto de las cetas (error ortográfico intencional).

Tuitear demasiado. Cuando decimos demasiado nos referimos a enviar unos 10 mensajes a Twitter en menos de 4 minutos. Si haces esto ten por seguro que tendrás menos seguidores que Gadafi en 6 meses. Trata de enviar tus mensajes más espaciados en el tiempo.

Usar más de 140 caracteres en tus tweets. Hay servicios que permiten escribir mensajes de más de 140 caracteres en Twitter. Úsalos solamente cuando sea cosa de vida o muerte. Pocas personas entran en Twitter para estar leyendo tratados de política. Si abusas de esto poca gente tendrá interés en interactuar contigo. La síntesis es el camino.

Exigir a la gente que te siga. Nada más desagradable que esos mensajes “sígueme o dejo de seguirte”. Twitter no es Facebook, no es una herramienta que te obligue seguir de vuelta a las personas, y gran parte de la magia es esa poca sincronía. Todas esas cosas del Follow1x1 son engaños como los sistemas de pirámides, donde unos pocos son beneficiados, y terminas llenando tu Timeline de bots brasileros, gente que no te interesa y seguidores de Justin Bieber.

Sigue a la gente que te interese, es lo que dice Twitter en su página principal, es mejor hacerles caso, algo debe saber Twitter de Twitter.

Robar tweets y no dar crédito. Últimamente hay una competencia absurda en Twitter de ver quien es más ingenioso, lo que ocasiona que un mismo tweet sea “inventado” por más de 100 cuentas. Da el crédito cuando leas un tweet ingenioso, no te lo robes. Cuando enlazas a la fuente, o dices por medio de quien encontraste algo, estas generando una conexión, con el creador del mensaje, y con la comunidad. Eres más confiable y honesto si das el crédito, y la gente se da cuenta de estas cosas.

Equivocarse al enviar un DM y hacerlo público. #Fail. Ojalá que si te pasa no estés hablando mal de alguien. Que Google lo indexa de inmediato.

Extra: Pelear. Yo tengo una norma primordial en Twitter, y siempre que no la cumplo meto la pata y termino arrepintiéndome. Nunca hay que gastar más de un tweet en una pelea de Twitter. No tiene el más mínimo sentido. Pelear en Twitter es tan inútil como pelear en Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *