Lo que NO debes compartir en las redes sociales

Lo que NO debes compartir en las redes sociales. Las redes sociales se han vuelto una parte fundamental de nuestra convivencia, ya no podemos imaginarnos un día sin revisar el Facebook, Tweetear y compartir una foto en Instagram.

Las relaciones interpersonales están mediadas por este tipo de conexiones y la verdad, son una herramienta increíble. Pero, ¿qué pasa cuando compartimos más de lo que deberíamos?

Nunca sabemos quién está viendo nuestra información del otro lado, y la inseguridad es una realidad. Ya son muchos los casos de secuestros y extorsiones que involucran el uso de redes sociales de algún modo. Así que aquí te dejamos algunos consejos sobre lo que no debes poner en las redes sociales y cómo controlar tu perfil para no exponerte.

– Entre menos información, mejor. Hay perfiles de Facebook que dicen hasta dónde estudió el Kinder. Exponer este tipo de información no es necesario, sobre todo en cuestiones familiares. No hace falta que especifiquemos quiénes son nuestros primos, tíos y papás, sobre todo si alguien de la familia tiene una buena posición económica.

Antes de colocar esa información piensa si es realmente necesario que otras personas sepan eso, y sobre todo si eso que vas a poner puede servir como herramienta para alguien que quisiera hacerles daño a ti o a alguien de tu familia.

– No aceptes desconocidos. Twitter es una red muy abierta en la que nadie sabe realmente quién es quién (salvo tus amigos y personas famosas), pero es menos complicada que Facebook en cuanto a seguridad. Por lo general no compartimos tantos detalles de nuestra vida, compartimos más pensamientos e ideas. Aún así ten cuidado con las fotos que subes, si acabas de comprar un carro o vas a dejar tu casa sola por muchos días, ¡no lo anuncies en Twitter!

Ahora, en Facebook la recomendación es que no aceptes la amistad de nadie que no conozcas, menos si no tienes amigos en común. Así es como tu información queda expuesta.

 Cuidado con las fotos. Sí, a todas nos encanta compartirle en redes sociales nuestro viajes, compras y regalos que recibimos, pero ten cuidado con lo que publicas. Revisa tus fotos y chequea si dan la apariencia de que tengas muchas cosas materiales.

– Tu ubicación. Foursquare se ha convertido en toda una herramienta para encontrar a tus amigos y saber lo que están haciendo, pero ¿te imaginas lo que podría hacer un secuestrador con esa información? Piensa bien si te conviene hacer Check In en cada lugar que pisas, supón que alguien está pendiente de tus movimientos, ¿no le estarías dando las armas perfectas para atacarte?

– No compartas datos personales. Ni en Twitter ni en Facebook (ni en ninguna otra red social) compartas ni tu teléfono, ni tus números de tarjeta, ni información sobre tu casa o tus actividades económicas.

Es decir, no comentes que tu casa estará sola, no comentes que estarás sola en tu casa, no comentes que pagarás tanta catidad de dinero de alquiler, no comentes que debes millones en la tarjeta…

También es muy importante que se fijen en cómo tienen configurada su seguridad en Facebook. Lo ideal es que su perfil esté cerrado y que sólo sus amigos puedan ver lo que comparten.

Básicamente, el consejo es: antes de postear algo, piensa si la información que estás publicando podría servirle a alguien para hacerte daño. Si es así, ¡no lo hagas!

No tiene nada de malo compartir fotos con tus amigas en un local, tu viaje a España e incluso el regalo de Navidad de tu abuelo. Pero si se acumulan demasiados datos podrías volverte blanco fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *