Llegará el Face ID del iPhone X a todos los iPhone de 2018?

El Face ID se ha convertido en uno de los elementos más destacados del nuevo buque insignia de Apple. El Face ID del iPhone X, aún sin haber sido probado en la vida real por el retraso del terminal, ya estaría en camino para los demás iPhone que veamos durante el 2018.

Un Face ID que no siempre tendremos que usar, y que se adaptará a determinadas situaciones en las que por alguna razón o emergencia sería mejor utilizar un método de identificación alternativo, aunque sin un lector de huellas, el tema se complica.

El Face ID del iPhone X podría llegar a todos los nuevos iPhone

Este año 2017 Apple ha presentado los iPhone 8, 8 Plus y el iPhone X, de estos tres, este último ha sido el único que ha estrenado el nuevo Face ID, el sistema de identificación biométrico que escanea nuestro rostro en 3D para identificarnos en sólo una fracción de segundo. Sin duda es la gran atracción del nuevo iPhone X, y de toda la gama iPhone, pero se podría extender a otros modelos también durante el próximo año 2018, al menos eso es lo que piensa uno de los analistas más reputados del mercado.

Sistema de reconocimiento facial Face ID del iPhone X

Ya la semana pasada este mismo analista avanzaba que el Samsung Galaxy Note 9 contaría con un lector de huellas bajo la pantalla, como alternativa a la eliminación física del lector de este elemento del diseño del teléfono, en lugar de quedarse en la parte trasera en que lo hemos visto este año. Pues bien, el analista de KGI, Ming-Chi Kuo, avanza que el Face ID del iPhone X llegará a toda la gama de iPhone durante el próximo año, por lo que se convertirá en un elemento de seguridad común y clave en toda la gama de teléfonos de Apple.

Cámaras del iPhone X que sirven para que funcione Face ID

Eso sí, esta afirmación se basa sobre un funcionamiento ideal de esta tecnología y tal y como lo ha imaginado Apple, pero todavía no hay constancia de su uso en el día a día, y hasta qué punto este nuevo método de identificación puede ser suficiente para sustituir por completo al clásico Touch ID. De momento es una incógnita, pues mientras se espera el nuevo iPhone X en las tiendas para comienzos del mes que viene, los peores augurios anticipan que podría retrasar su llegada incluso hasta 2018. Así que de momento habrá que comprobar la verdadera utilidad del iPhone X antes de poder pensar en llevarlo a otros modelos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *