LG G Flex Test de caída y resistencia (vídeo)

LG G Flex Test de caída y resistencia (vídeo). El LG G Flex es uno de los móviles que más titulares se está llevando por ser uno de los primeros que abanderarán la revolución de las pantallas flexibles que no sólo parece quedarse en que vayan a ser curvas, como en el caso de este terminal, sino que algunos ya hablan de pantallas plegables, que ocuparán incluso los laterales del smartphone y, por qué no, rodearlo por completo.

 

El caso es que LG lleva unas semanas de ‘dulce’ que diría aquel, con buenísimas noticias en todo lo que se refiere al segmento de los smartphones: el lanzamiento del flamante LG G2, uno de los mejores que podemos encontrar ahora mismo en el mercado que incopora algunas novedades reseñables, como esa colocación de los botones de encendido/apagado y volumen en la parte posterior, el nuevo éxito de ventas del Nexus 5, fabricado junto con Google y que agotó en los primeros días de llegar a la Google Play Store, o finalmente este LG G Flex que hereda algunas de las características del LG G2 pero curvando la pantalla que es, hasta cierto punto, flexible y resistente a las roturas.

LG G Flex Test de caída.

Sobre esto último mucho se podría hablar y si hay un test que estamos impacientes por ver, es el de las caídas, para conocer si de verdad esa configuración curvada de su pantalla le permite recibir menos daños. Como siempre, nuestros compañeros de Android Authority han hecho el trabajo sucio y lo han lanzado de tres formas distintas: de plano con la parte trasera, para ver de paso si es cierta esa otra propiedad que tiene el LG G Flex, la de la autorreparabilidad, y también de canto y sobre su pantalla curva.

Los resultados los tenéis a continuación, pero destaca el escaso daño que recibe la parte central de la pantalla, dejando la zona central (más curvada) protegida. Pero, ¿si la pantalla hubiera sido plana los daños habrían sido mayores o menores? La realidad es que, con el LG G Flex, las dos últimas caídas son técnicamente de canto, y tal vez por eso, los daños son mayores, ¿no creéis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *