Las actualizaciones forzadas en Windows 10 podrian regresar

Una de las mayores críticas que recibió Windows 10 con su estreno fue esa política de crear actualizaciones automáticas y forzadas en los sistemas de los usuarios, lo que provocaba malestar, pérdida de tiempo y hasta gasto innecesario de datos si el usuario no estaba bajo una conexión WiFi.

Es por ello que los de Redmond recularon y crearon las llamadas conexiones de uso medido en Windows 10 para evitar que este tipo de actualizaciones de sistema se realizaran cuando el usuario no estaba bajo una conexión estable e ilimitada.

Sin embargo la build 15058 del programa insider de Windows 10 parece que traerá de vuelta esas temidas actualizaciones automáticas y forzadas de los inicios del sistema operativo, dejando de tener en cuenta las conexiones de uso medido que han estado salvando planes de datos limitados a muchos usuarios.

 

Al usar planes de datos limitados Windows 10 permite activar las “conexiones de uso medido” para consumir lo mínimo posible para no gastar datos y evitar costes adicionales en las tarifas del consumidor. Con ello activado se permiten evitar este tipo de actualizaciones cuando no se está bajo una conexión estable de WiFi.

Pero en esta última build puede leerse: “Descargaremos e instalaremos actualizaciones, excepto en las conexiones medidas (donde pueden aplicarse cambios). En ese caso, descargaremos automáticamente sólo cuando las actualizaciones sean necesarias para que Windows funcione sin problemas”, dando a entender que actualizaciones críticas se descargarán sí o sí, contemos con datos limitados o no en ese preciso momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *