Ladron mató un niño porque no paraba de llorar

Ladron mató un niño porque no paraba de llorar. La Policía de San Pablo informó que el niño fue identificado como Bryan Yanarico Capcha, y su madre explicó a los agentes que seis hombres armados entraron en la vivienda ubicada en la región de Sao Mateus.

186295

 A principios de 2013, el matrimonio llegó a la capital de Brasil para trabajar en un taller de costura y tenía en su casa unos 4.500 reales ahorrados (cerca de 2.000 dólares). Entregaron todo a los delincuentes.

 

Medios locales citaron fuentes policiales que afirmaron que el niño de 5 años estaba en brazos de su madre y “no paraba de llorar”. Uno de los asaltantes, irritado por el llanto, le disparó en la cabeza. Los criminales huyeron inmediatamente y el menor llegó a ser trasladado a un hospital cercano, pero falleció en el trayecto.

 La ciudad de San Pablo se ha convertido, en los últimos años, en el destino de miles de bolivianos que buscan un futuro mejor, muchos de ellos en la industria textil, debido a su reputada habilidad en las tareas de costura.

 Cálculos de organismos de derechos humanos afirman que el número de bolivianosradicados en San Pablo llega a unos 100.000, en su mayoría en situación ilegal, y muchos de ellos víctimas de prácticas de trabajo esclavo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *