La mujer más rica del mundo quiere esterilizar a los pobres

La mujer más rica del mundo quiere esterilizar a los pobres. “Evitando que los pobres procreen, podemos crear una nueva clase de australianos inteligentes, trabajadores y bien pagados que forjarán nuestro futuro económico”. Esa es una de las frases con la que la multimillonaria Gina Rinehart explicó su nueva idea para combatir la crisis económica en Australia: esterilizar a los pobres para evitar que las “clases bajas se multipliquen”.

182791

 La heredera de un imperio minero aseguró que las desigualdades se deben a diferencias de inteligencia y que su país enfrenta una crisis por la mezcla de la fortaleza del dólar australiano y la caída de los precios de las materias primas.

 Rinehart añadió que toda pareja que gane menos de 100 mil dólares australianos al año (10.000 dólraes) deben someterse a una vasectomía o ligadura de trompas y aquellos que superen esa cifra anualmente “deben ser motivados para que tengan unos 10 ó 12 hijos“.

“Sólo con la eliminación de los residuos y enfocándonos en nuestros trabajadores más brillantes y eficientes podemos superar a nuestros rivales emergentes en el mundo”, señaló.

 Según la revista Business Review Weekly, Gina Rinehart  es la mujer más rica del mundo y heredó la empresa de su padre hace 20 años, que actualmente tiene un valor de 10.600 millones de dólares. Se ha dedicado a exportar hierro y gracias al boom de la industria minera está a pasos de alcanzar a Bill Gates en el ránking de los más millonarios.

 “Estoy dispuesta a pagar un sueldo decente siempre que el destinatario sea el hijo de un doctor y no el hijo de un mesero frustrado. El problema es que las clases bajas parecen estar superando a los inteligentes y no puedo encontrar trabajadores decentes en ninguna parte”, sostuvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *