La mujer más deseada de Facebook

La mujer más deseada de Facebook. Cuando hablamos de “la mujer más deseada de Facebook”, quizá lo primero que pensarás es que alguien está lanzando a través de esta red social un concurso para encontrar entre sus usuarias a la chica más guapa del mundo.

En los últimos años hemos sabido de cientos de este tipo de convocatorias, tanto en Facebook como en infinidad de sitios de internet, en donde la gente vota por aquel rostro que les parece más angelical y que desearían darle“follow” y por supuesto, que tal o cual chica acepten dicha invitación.

Sin embargo, en esta ocasión, “la mujer más deseada de Facebook” no se refiere a la joven más atractiva que se puede encontrar por la red. Se trata de la joven por la que andan tras sus pasos Mark Zuckerberg y compañía.

Nos referimos concretamente a Victoria Ransom, joven de origen neozelandés, emprendedora y quien funge como fundadora y directora ejecutiva de Wildfire, una plataforma electrónica que permite coordinar y distribuir publicidad de las empresas en diferentes redes sociales, haciendo que los mensajes sean más visibles para los usuarios y con ello, aumentar su rentabilidad.

Según crunchbase.com, ella es licenciada en Piscología y también, estudió artes en el Macalester College, del cual se graduó con los más altos honores. Como siempre se sintió atraída por el mundo de los negocios, decidió inscribirse en la escuela de negocios de Harvard para cursar una maestría, herramienta que le permitió fundar su primera y propia compañía mucho antes de cumplir los 30 años de edad.

Victoria vivió un tiempo en Londres, en donde trabajó por dos años con Morgan Stanley, firma que le ayudó a reforzar aún más sus conocimientos financieros y que le sirvió para poner en práctica varios conceptos que serían el principio de un excelente negocio.

Posteriormente, regresó a Estados Unidos para establecerse en Silicon Valley y trabajar ahí una serie de proyectos enfocados a tecnología.

Fue así como en el 2009, Ransom decidió dar un paso en el campo de las redes sociales y marketing viral y aprovechándose de su popularidad y proliferación fue como hizo nacer a Wildfire. Fue tal el éxito de su lanzamiento que en menos de un año, logró recuperar la inversión inicial.

A tres años de haber iniciado operaciones, Wildfire cuenta con miles de clientes de más de 100 países diferentes, entre los que destacan multinacionales como Pepsi, Sony, Audi, Nestlé, American Express, entre muchas otras; tiene oficinas en Palo Alto, Nueva York, Los Ángeles, Chicago y Londres y ha dado empleo a un poco más de 250 personas.

Toda esta historia parece difícil de entender y es más que admirable cuando, sin ningún tipo de pena, Victoria recuerda su infancia en Nueva Zelanda, en donde creció en una pequeña granja, acudió a una escuela primaria a la cual asistían no más de 25 niños y cuando sus padres no tuvieron la oportunidad de tener estudios superiores.

“Mis padres no pudieron ir a la universidad, pero esto no fue impedimento para que ellos me inculcaran que podemos alcanzar todas las estrellas, dependiendo la actitud con la que afrontemos todas las cosas que se nos presenten en la vida”, comentó hace algún tiempo en una entrevista.

Sus logros han hecho que Ransom fuera nombrada como la “Emprendedora del año” en su país natal en 2011, ser incluida en el conteo de las 25 mujeres relacionadas con el mundo de la tecnología a seguir, así como aparecer en diversas publicaciones, incluyendo Entrepreneur y The Wall Street Journal.

En los últimos días, su nombre ha estado en boca de todos y es que se dice que el dueño y creador de Facebook, Mark Zuckerberg, la está buscando para hacerle una jugosa oferta y con ello, adquirir a Wildfire.

Businessinsider.com publica que los directivos de Facebook están estudiando la posibilidad de ponerse en contacto con Victoria y lanzarle una primera propuesta por la nada despreciable cantidad de 250 millones de dólares.

Zuckerberg hará todo lo posible para persuadir a Ransom, pues quiere tener números redondos en cuestión de ventas y posicionamiento de publicidad en la red social. Tan sólo basta recordar que el año pasado, Facebook obtuvo tres mil 100 millones de dólares únicamente por este concepto, lo que se tradujo en el 85 por ciento del total de entradas monetarias.

Victoria aún no ha hecho pública su posición de si se sentará en la mesa de negociaciones de Zuckerberg y compañía. Al parecer, no tiene ninguna prisa por poner en manos de otro a Wildfire y por lo tanto, la oferta de Facebook no le quita el sueño, así que ella sigue surfeando en sus ratos libres y si tiene tiempo, emprende viajes aventureros, como cuando vivió por varias semanas en medio de una tribu amazónica y casi medio año en una favela brasileña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *