La muerte de Android está cerca

Hace pocos días hemos sido testigos de la presentación de Android M, la versión prelimiar de la nueva iteración de Android. Con esta nueva versión nos han llegado una serie de novedades presentes en Android M que a muchos nos pueden parecer interesantes pero que pueden significar la muerte de este sistema operativo y el de muchos.

Android-Muerto

La pregunta de alquien que haya leído el título del artículo podría ser, ¿Que nos lleva a esta conclusión si en el Google I/O la gran G nos ha contado que la salud de Android es excelente y que somos más del 1000 millones personas los que los usamos? La pregunta tiene toda su lógica pero si vemos como Android empieza a tener más configuraciones, más detalles, más….. podemos llegar a pensar que el sistema operativo de Google podría no llegar a ser el adecuado en versiones posteriores para muchos millones de personas.

Con Android 5.0 Lollipop ya aparecieron algunas características como las prioridades en las notificaciones de aplicaciones, notificaciones que según la prioridad dada a la aplicación, de manera individualizada, saltarían o no en función del estado del smartphone. Esta es una característica que estoy seguro de que al menos el 80% de las personas no usan, no me imagino a mi padre o mi madre configurando una a una la prioridad de las aplicaciones en cuanto a las notificaciones.

Con la llegada de Android M podemos decir que la configuración del móvil se complica un poco más. La posibilidad de controlar los permisos individuales de las aplicaciones hace que vuelva a no imaginarme a usuarios de smartphones con Android de determinadas características haciendo uso de ello. Pero si a eso le sumamos que también podemos configurar la optimización de la batería (Doze) para que determinadas aplicaciones no hagan caso de las optimizaciones aportadas por esta nueva versión, vemos que hay demasiadas cosas que controlar y configurar de manera individual para cada aplicación que el usuario medio de Android no sabrá como hacer. Esto puede redundar en una mala experiencia de uso para esos millones de personas que ni saben ni quieren saber todos los entresijos del sistema.

Es verdad que si todo lo dejamos configurado por defecto no debería haber problema aunque no se aprovecharían al máximo estas novedades. Sin embargo, sabemos que el tipo de usuario al que nos estamos refiriendo es muy dado a tocar donde no sabe y puede llegar el momento en el que las notificaciones de Whatsapp, no nos engañemos porque suele ser el motivo de que millones de personas tengan un smartphone, no lleguen, bien porque han desconfigurado las prioridades, los permisos o la gestión de la batería de la aplicación. Y entonces, podremos ver como miles de padres, madres, tios, hermanos, etc… saldrán en búsqueda del hijo, sobrino o hermano que le solucione el problema sin dejar eso sí de despotricar de Android. En ese momento, cuando tengan que comprar un terminal nuevo huirán de Android.

Las mejoras de Android tienen mucho sentido pero complican un producto que está destinado para toda clase de usuarios, desde expertos usuarios de aplicaciones y productos informáticos hasta a aquellos que solo les interesa el Whatsapp y las fotografías. Por eso, si Google no hace que todo esto funcione como la seda, la muerte de Android, o la menos la detención de su crecimiento cuando no su bajada, puede estar cerca. Y eso que todavía no hemos hablado de la integración de tu smartphone con Android Wear, Android Auto o Brillo…..

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: