La Dash es seleccionada como la mejor dieta

Los centímetros de cintura son una preocupación global debido a que no solo definen qué ropa podemos usar, sino que también constituyen un factor determinante en la salud del ser humano. Por esto, el diario U.S. News elaboró una lista con las mejores dietas para seguir en 2012, ubicando en el primer lugar al Enfoque Alimenticio para Detener la Hipertensión, mejor conocida como DASH, por su siglas en inglés.

La selección se realizó en base a una lista de 25 dietas escogidas mediante la lectura de revistas especializadas e informes del Gobierno estadounidense.

Una vez confeccionada la selección de planes dietéticos, regímenes alimenticios, como el macrobiótico, fueron rechazados debido a su escaso aporte a la nutrición.

La evaluación

En una escala de 1 a 5, DASH obtuvo 3.2 puntos por su efectividad en la pérdida de peso a corto plazo. Si bien no se trata de una calificación óptima, lo que torna un buen método a DASH es la contribución que significa a la salud cardiovascular, con nota de 4.3; así como su aporte a una nutrición balanceada -evaluado con 4.7 puntos-, lo que convierte al Enfoque Alimenticio para Detener la Hipertensión en un régimen sostenible en el tiempo, además de seguro (4.9).

La dieta DASH recomienda la ingesta diaria de entre seis y ocho porciones diarias de granos -cifra que depende del esfuerzo físico de la jornada-, cuatro o cinco raciones de vegetales, proporción que funciona de igual modo con las frutas, dos a tres porciones de productos lácteos, seis -o menos-trozos de carne, junto a dos o tres cucharadas de aceite. Asimismo, la DASH sugiere consumir solo entre cuatro y cinco porciones de legumbres durante la semana, cinco raciones de azúcar, además de reducir constantemente la sal.

A largo plazo

A primera vista este plan de nutrición parece un desafío de marca mayor, pero sus creadores aseguran que no es tan complicada, ya que, por ejemplo, una porción de vegetales significa ½ taza de verduras cocidas, mientras que una ración de granos consiste en media taza de arroz preparado.

No obstante, el método DASH exige atención en cuanto a la cantidad de azúcar, debido a que la medida se limita a una cucharada del producto refinado, o igual ración de mermelada.

Frente a cómo seguir este régimen alimenticio, Teresa Catrileo, nutricionista, señala que “el éxito de la DASH está condicionado por la disciplina, por darse el tiempo para preparar las ensaladas”. La experta recomienda variar el menú integrando verduras que no acostumbras a consumir. De igual modo invita a explorar la cocina de otros países y probar platos tailandeses y peruanos, entre otros. Sin embargo, el reto, según Catrileo, está en lograr que este régimen se adapte a la alimentación de la familia, “ya que también es de utilidad para los niños”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *