La clave para no engordar está en cómo duermes

La clave para no engordar está en cómo duermes. El número de horas de sueño está directamente relacionado con el peso corporal. Cuanto más tarde nos acostemos, más posibilidades tendremos de engordar y más se disparará el apetito por los alimentos con un alto contenido calórico y de carbohidratos, según un estudio llevado a cabo por investigadores del Laboratorio del Sueño y Cronobiología del Hospital Universitario de Pennsylvania. Los resultados de la investigación demuestran la influencia de la cantidad y calidad del sueño sobre la salud de las personas sanas, que podrían sufrir otra serie de alteraciones metabólicas derivadas de la apnea obstructiva del sueño (AOS), una enfermedad que tiene un fuerte impacto en la calidad de vida.

Mujer_durmiendo

El sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de desarrollar insomnio, ansiedad o estrés. Estos últimos son otros factores que influyen en el aumento de peso, lo que convierte los problemas de sueño en un círculo vicioso que nos llevará a ganar cada vez más kilos. De hecho, la mayoría de personas que sufren obesidad mórbida tienen un grado de prevalencia muy alto de apnea obstructiva del sueño. Los investigadores llegaron a estas conclusiones después de analizar la evolución de un grupo de 225 personas sin sobrepeso, con edades comprendidas entre los 22 y los 50 años, a las que se controló en condiciones de laboratorio durante 18 días consecutivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *