Juicio contra fundador de Megaupload se verá en ‘streaming’

El fundador de la página Megaupload ha conseguido que el tribunal de Auckland que estudia su recurso para evitar ser extraditado a Estados Unidos por cargos de piratería online transmita la sesión por internet. “¡Última hora! El juez concedió la transmisión en ‘streaming’. ¡Un éxito!”, ha indicado en Twitter Kim Dotcom, en el segundo día del proceso en su contra.

kim-dotcom-kMBG-U202575555303djC-575x323@RC

El alemán de 41 años, cuyo nombre real es Kim Schmitz, está acusado de haberse enriquecido gracias al pirateo a través de su web, que antes de su cierre en 2012 era una de los principales fuentes para descargar ilegalmente música y películas. Estados Unidos intenta bloquear la difusión del proceso argumentando que esto podría condicionar al jurado, si finalmente Kim Dotcom termina siendo juzgado en el país.

El juez Murray Gilbert ha rechazado la petición de los defensores de la extradición, pero ha establecido algunas condiciones. Las imágenes deben salir con un retraso de 20 minutos, para evitar que cualquier material restringido sea publicado, y una vez que sean difundidas, las grabaciones deben ser eliminadas de internet. “¡Esto es algo totalmente novedoso! ¡Nueva Zelanda está al frente de la justicia transparente! ¡Liderazgo!”, ha señalado en Twitter el acusado.

Entre seis y ocho semanas

En su apogeo, Megaupload estaba en el número trece de la lista de páginas más visitadas del mundo, tenía 50 millones de usuarios diarios y aseguraba representar el 4% del tráfico mundial. Pero en enero de 2012 la Policía detuvo a Kim Dotcom en su lujosa mansión de Auckland a petición de las autoridades estadounidenses, en un espectacular operativo. A finales de 2015 la justicia de Nueva Zelanda consideró que podía ser extraditado a Estados Unidos junto a otros tres fundadores de Megaupload pero Kim Dotcom apeló.

El abogado del excéntrico emprendedor ha dicho que dado que este caso juzga hechos sin precedentes de un interés público e internacional, no sería justo que no fuera compartido por internet. “Este es un caso de la era de internet”, ha señalado Ron Mansfield.

Se espera que el proceso dure entre seis y ocho semanas. Si finalmente fuera juzgado en Estados Unidos, Dotcom se expondría a una pena de hasta 20 años de prisión.

Kim Dotcom niega todos los cargos y acusa a Estados Unidos de perseguirlo instigado por la industria cultural estadounidense, y afirma que su caso podría marcar un precedente para todos los usuarios de internet. Se define como un “defensor de la libertad de internet”. Dotcom defiende que Megaupload era una plataforma de intercambio de archivos pero que con un total de 50 millones de usuarios al día, no podía controlar todos los datos subidos a la página.

Según el FBI, Megaupload obtuvo un beneficio neto de 175 millones de dólares mediante procedimientos ilegales y ha causado un perjuicio de 500 millones dólares a los titulares de los derechos de películas, obras musicales y otros productos pirateados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *