Juegos que reducen la productividad

1- Buscaminas (1989): Aunque se pudo jugar en muchos sistemas operativos, la imagen que tenemos en la cabeza cuando pensamos en el Buscaminas es la versión para Windows. Seguramente, no habrá casi nadie que en su vida haya tocado una computadora y no haya probado suerte al menos una vez en este juego.

candy-crush-644x362

2- Solitario (1990): Dice la leyenda que Microsoft incluyó el Solitario en Windows “para calmar a la gente intimidada por su nuevo sistema operativo”.

3- Tibia (1997): Por algún extraño motivo, este sencillo juego de rol online enganchó a mucha gente cuando se publicó, en 1997. A pesar de que visualmente siempre fue un juego sencillo, en su momento fue uno de los pioneros dentro un género que hoy en día está en auge, como es el de los juegos de rol multijugador online masivos.

4- Habbo Hotel (2001): Aunque no es propiamente un juego, para mucha gente que lo jugó a principios de la década pasada lo era. Propiedad de una empresa finlandesa, inicialmente el invento fue pensado como una sala de chat con aspecto de videojuego, pero al final terminó adquiriendo tantas opciones que prácticamente se convirtió en una especie de red social.

5- Ogame (2002): Este juego espacial también arrebató un buen puñado de horas a todos aquellos que cayeron en sus garras. El objetivo era acumular la mayor cantidad de poder a lo largo del Universo, con naves espaciales y combates interestelares.

6- Farmville (2009): Con más de 80 millones de jugadores, este simulador de ser granjero creado por la empresa californiana Zynga arrasó en esta red social y les hizo ganar miles de millones de dólares.

7- Candy Crush (2012): El último fenómeno en cuanto a juegos anti-productividad es este juego de apilar frutas de los ingleses de King.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *