Jailbreak untethered a iOS 8.1.2 con TaiG esta disponible

TaiG, el nuevo nombre en el universo del jailbreak, ha tardado apenas unas horas en actualizarse y ya permite realizar el jailbreak untethered en la reciente versión de iOS 8.1.2 que se lanzaba ayer por la tarde.TaiG, que tras las dudas iniciales dado que proviene de un equipo de desarrolladores hasta ahora desconocido, recibía el beneplácito del propio Saurik, creador de Cydia, que indicaba que se trataba, en su opinión, de un método seguro.

taig jailbreak

Habiendo roto las defensas de iOS 8.1.1, donde Pangu había sido bloqueado por Apple, TaiG ha tardado apenas unas horas en actualizarse y ya está en la versión 1.2 que permite hacer el jailbreak. Este software es sólo para Windows, por lo que los que tengan un ordenador con MacOS X tendrán que utilizar, o bien BootCamp para iniciar en el sistema operativo de Microsoft o programas como Parallels para ejecutar aplicaciones de Windows en la plataforma de Apple.

Con iTunes abierto y el dispositivo, iPad, iPhone o iPod compatible con iOS 8.1.2 instalado, conectado por el cable USB, los pasos a seguir son los siguientes.

.- Realizamos una copia de seguridad de los datos. No es necesario, pero nunca se sable qué puede pasar.
.- Descargamos TaiG y lo ejecutamos.
.- La aplicación detecta automáticamente el dispositivo conectado mediante el cable, una vez lo haya hecho, hay que desactivar la opción “3K Assistant” y pulsar el botón verde.
Y no hay más pasos, ya sólo habrá que esperar a que el proceso, que es automático, acabe y el dispositivo se reinicie, algo que lleva unos 30 minutos, para poder ver Cydia en la pantalla y tener el jailbreak realizado. Como siempre, este método es gratuito por lo que desconfiad de cualquier enlace o promesa a cambio de dinero. Además, Apple ya ha aconsejado expresamente no realizar el jailbreak a sus dispositivos. No se puede negar que, como posibilidad, algún riesgo puede haber – pese a que no se han reportado ningún problema – pero al fin y al cabo, corre a cuenta de la responsabilidad del usuario y, eso sí, podría anular la garantía del dispositivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *