Jailbreak para iPhone sigue levantando polvareda

Jailbreak para iPhone sigue levantando polvareda. Como un cuento de Navidad, o mejor dicho una pesadilla, es como está transcurriendo al asunto del último Jailbreak que se había lanzado para Apple. Acusaciones de deslealtad, luego de poner en peligro los terminales de los usuarios… Desmentidos, cartas rectificaciones, sin duda una historia que tiene entretenido a los usuarios, y que esperemos tenga un final lo más feliz posible.

jailbreak ios 7

Desde que el pasado fin de semana pudiéramos descubrir el último Jailbreak para iPhone, cuyo nombre es Evasi0n7, ha habido un reguero de acusaciones enfrentadas unas con otras. En primer lugar se puso en duda su seguridad. Saurik, una de las autoridades más altas dentro del mundo del Jailbreak, que fue uno más de los miles de sorprendidos que se enteraron de que su dispositivo iOS 7 era compatible con el Jailbreak fue muy claro al respecto, aunque no sabemos si por motivos reales, o más bien personales, y dijo que había problemas de seguridad.

Acto seguidos, sus creados, Evad3rs, mediante una carta pública dejaron muy claro que no había ningún problema de seguridad. Asimismo, otras eminencias en esta materia también han querido dejar constancia de eso, de que todo estaba bien. Pero ante la desconfianza de los usuarios, desde Evad3rs han querido escribir otra carta para aclarar el asunto de una posible aplicación pirata que incorporaba esta actualización.

A vueltas con el Jailbreak

En primer, desde Evad3rs insisten mucho en la privacidad y aseguran que los datos de ningún usuario servirán para hacer negocio con ellos. Así, apuntan que después de los rumores que abundan sobre que los datos cifrados que se envían a los usuarios en China que han instalado Taig, dicen que lo han mejorado.

En otro orden de cosas añaden que ha habido muchos rumores donde se indicaba que habían recibido dinero, y esto lo niegan y afirman que no han recibido ningún dinero de nadie, incluido TaiG. Apuntan que Nunca van a aceptar ningún dinero. Sus donaciones están sometidas a conocimiento público, de la que se encargan la Electronic Frontier Foundation y la Fundación para una Infraestructura de Información Libre, para ayudar a proteger el Jailbreak como un derecho legal.

Por último, añaden que a pesar de confiar en TaiG, ellos han violado deliberadamente su acuerdo, actuando en contra de los desarrolladores de software y de la comunidad Jailbreak que no puede pasar esto por alto. Por lo que han puesto fin a su relación. Además, aseguran que pese a estar de vacaciones van a seguir trabajando duro para que los usuarios sigan confiando en ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *