iPhone 8 Vs Samsung Galaxy Note 8: Prueba de caída

Ahora mismo son los dos teléfonos más deseados del momento, el iPhone 8 porque todavía no está en las tiendas el iPhone X, y el Note 8 de Samsung porque es la cumbre tecnológica móvil de este año. Pues bien, vamos a ver esta prueba de caída del iPhone 8 frente al Samsung Galaxy Note 8 para comprobar cuál aguanta mejor los golpes.

Poco después de su lanzamiento, conocíamos la primera prueba de resistencia del Samsung Galaxy Note 8, unos terminales de Samsung que tradicionalmente suelen aguantar muy bien los golpes de todo tipo, y que frente al iPhone 8 no van a ser menos.

El Samsung Galaxy Note 8 supera la resistencia de caída del iPhone 8

Es algo que podíamos imaginarnos, porque de todas las pruebas de este tipo que hemos visto hasta ahora, con los móviles de Samsung implicados, siempre han salido ganadores los coreanos. En esta ocasión cobra especial interés la prueba por comprobar cómo se ha portado la cobertura de cristal que ha estrenado el iPhone 8 en su parte trasera. Así que sin más dilación vamos a conocer los resultados. Como era de esperar, la primera caída, sobre su parte trasera, acaba por hacer añicos su cobertura de cristal, tanto en el iPhone 8 como en el Samsung Galaxy Note 8.

En este aspecto al estar cubiertos de cristal, el resultado es similar en ambos terminales, aunque más adelante este aspecto nos dejará más sorpresas en la prueba. En la caída sobre una de sus esquinas el resultado es muy similar, porque no se deforman éstas con el golpe y sólo sufren algunos arañazos. En la caída con la pantalla boca abajo lo primero que llama la atención es cómo el iPhone 8 cae a plomo y no rebota sobre la superficie, mientras que el Note 8 sí que da un gran salto de rebote. El resultado es el cristal del iPhone 8 roto en la parte inferior y superior de la pantalla de forma muy visible, mientras que en el Note 8 estos daños sólo se notan en las esquinas, sin afectar a la zona de visión de la pantalla.

caída del iPhone 8

En la prueba de bonus, desde una altura mayor, el resultado es el esperado, con el Samsung Galaxy Note 8 funcionando perfectamente tras diez caídas, salvo la cámara de fotos que no se puede iniciar. Mientras que el iPhone 8 en las primeras caídas ve cómo parte de su carcasa trasera salta por los aires, dejando al descubierto parte de su chasis. Para que finalmente en la octava caída la pantalla se rompa por completo y deje de ser funcional. Algo que decanta definitivamente esta prueba a favor del Samsung Galaxy Note 8. Dejando claro que la resistencia de caída del iPhone 8 no es la mejor del mercado, ni mucho menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *