iPhone 8 llegaría con sensores exclusivos

Apple estaría preparando para este año hasta tres modelos diferentes de iPhone, que anunciaría como de costumbre el próximo mes de septiembre. Uno de ellos, al que se conoce actualmente como iPhone 8, sería un terminal exclusivo para conmemorar el décimo aniversario del lanzamiento del primer teléfono móvil de la compañía. Las ultimas informaciones sugieren, que este dispositivo contaría con una serie de sensores exclusivos muy indicados para realizar ciertas funciones de forma más rápida y cómoda. Uno de ellos estaría ubicado en la parte frontal del iPhone 8 y serviría para mejorar nuestras capturas con la cámara secundaria. También se habla de un nuevo sensor láser y un sensor infrarrojo posicionado cerca de la cámara frontal.

El iPhone 8 podría ser uno de los grandes teléfonos para este 2017. Por lo poco que vamos conociendo gracias a las filtraciones, podemos intuir, que la firma de Cupertino trabaja en un gran terminal con funciones exclusivas. De hecho, según podemos leer en el medio Bgr, el nuevo dispositivo llegaría con un nuevo tipo de sensor de proximidad en la parte frontal del teléfono, que actuaría como un “telémetro preciso para la cámara selfie”. Esto se conoce como sensor de tiempo de vuelo (ToF). Apple no sería la única empresa que emplearía estos sensores ToF. Sólo el año pasado, algunos de los smartphones de gama alta vendidos por sus principales rivales también llegaron con esta característica. Huawei P9, LG G5 o el Moto Z Force son algunos de ellos. La diferencia de estos terminales con respecto al iPhone 8, es que mientras que las otras compañías sólo han usado ToF para fines de localización, Apple lo incluiría también en el iPhone como sensor de proximidad.

Iphone 8 TOF

Además de este tipo de sensor, recientemente también conocimos que el nuevo iPhone 8 podría llevar integrado reconocimiento facial mediante láser e infrarrojos. Este sensor estaría colocado cerca de la cámara frontal del dispositivo y vendría a complementar al habitual TouchID. Por ahora no se conocen los planes que tendrían desde Apple con este nuevo añadido, pero parece que, aparte de reforzar la seguridad, tendría fines para la realidad aumentada, un campo que está creciendo cada vez más.

Estos no son los únicos datos que tenemos sobre el próximo iPhone de Apple. Otras filtraciones también aseguran, que el teléfono montaría una pantalla de 5,8 pulgadas con tecnología OLED, que aumentaría la calidad a la hora de visualizar contenido multimedia. Por otro lado, también se especula con la posibilidad de que el iPhone 8 llegue este año al mercado sin botón de inicio (home). Éste estaría dentro del propio panel táctil, que ganaría así un mayor protagonismo. Asimismo, el apartado fotográfico estaría compuesto por una cámara en 3D para dar la posibilidad al usuario de interactuar con el mundo físico. La nueva cámara reconocería objetos en tiempo real, dando al usuario la oportunidad de contar con algunas prestaciones extra gracias a la detección de rostro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *