iPhone 7 imita a sus competidores e incorpora resistencia al agua

El sensor de huella dactilar bajo la pantalla en lugar de sobre el botón Home, desaparición del propio botón Home físico en lugar de uno virtual, un importante incremento de memoria RAM… Son muchos los rumores que envuelven al futuro terminal de Apple, que apenas hace 2 meses comenzó a comercializar sus últimos dispositivos. Ahora los rumores -y patentes- parecen indicar que, como ya avisaron algunos analistas, el iPhone 7 podría incorporar resistencia al agua, siguiendo así el camino iniciado por sus competidores.

iphone

Una nueva patente presentada por la compañía de Cupertino ha desvelado que Apple está explorando un sistema que bloqueará automáticamente los puertos del altavoz y el micrófono para protegerlos de diferentes líquidos, así como otros posibles contaminantes, cuando su dispositivo no esté en uso.

Apple ya hizo al iPhone 6S “resistente” al agua reforzando sus bordes con materiales protectores a la vez que mantenía sus componentes internos protegidos mediante un material impermeable, pero no ha sido hasta ahora cuando los rumores de un iPhone 100% resistente al agua se han visto apoyados por documentación real.

La compañía ha presentado una nueva solicitud de patente que cambia el método de protección pero igualmente específica la protección de los componentes del iPhone, tales como altavoces, micrófono y cualquier otro elemento escondido tras un puerto de conexión, contra todo tipo de líquidos que pudieran dañar el dispositivo.

Captura de pantalla 2015-11-27 a las 18.03.35

Los analistas ya avisaron sobre las novedades del iPhone 7

Precisamente hace una semana ya nos hacíamos eco de las palabras de diferentes analistas que aseguraban que, además de incorporar una más que sustancial mejora en términos de memoria RAM, el futuro iPhone 7 presentaría entre sus novedades esta más que posible resistencia al agua y a otros líquidos.

La patente indica como funcionarían estos elementos de protección del iPhone 7. Serían una especie de pestañas u obturadores los que regularían el acceso de líquidos al interior del dispositivo, cerrándose en el momento que no se estén usando para proteger los componentes electrónicos expuestos a diferentes daños a través de los diferentes puertos del terminal de Apple.

El obturador puede ser colocado entre el componente de audio y el puerto de la vivienda, y se moldea para reflejar cualquier abertura en la vivienda de un dispositivo, o simplemente podría ser un diseño de placa para cubrir el puerto.

Apple indica que este obturador podría ser automatizado para evitar que la humedad y la suciedad entre en el dispositivo, con la supervisión del propio sistema operativo para abrir o cerrar este elemento en función del uso que se les esté dando a los diferentes puertos y componentes del futuro iPhone 7.

De esta manera, Apple sigue el camino marcado por los dispositivos móviles de la competencia con su propio sistema de protección, que sería ligeramente diferente a las certificaciones IP67 o IP58 que protegen terminales como el Sony Xperia Z5 o el Samsung Galaxy S6 contra agresiones externas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *