iPhone 5S Vs Samsung Galaxy S4: comparativa de características

iPhone 5S Vs Samsung Galaxy S4: comparativa de características. Una vez conocida la apuesta de Apple con su nuevo iPhone 5S llega el eterno debate de qué propuesta es la más apetecible en el mercado de smartphones. Por la gama en la que se encuentra y especificaciones, el Samsung Galaxy S4 es uno de los mejor posicionados para hacer presión. A continuación te ofrecemos una comparativa a fondo de todas y cada una de las principales características de ambos modelos.

Colores disponibles para el iPhone 5S

Apple necesitaba una remodelación de su más destacado smartphone y ese cambio llega con el iPhone 5S. Sin embargo, ¿supone realmente un importante paso para superar a la competencia? ¿En qué aspectos supera o se queda por detrás del actual Samsung Galaxy S4? Intentaremos responder a algunas de estas preguntas con el siguiente enfrentamiento de características técnicas y aspectos a tener en cuenta como el tamaño y el diseño.

Aspecto exterior

La primera imagen cuenta y como tal, Apple vuelve a apostar por la característica carcasa de aluminio que ya estrenase el iPhone 5. Aquí la diferencia la marca la gama de colores en los que estará disponible (gris, dorado y negro).

El Samsung Galaxy S4, por su parte, luce un diseño del anterior modelo, aunque ligeramente modificado. Como ha sido habitual en Samsung, la última versión del S4 está fabricada en plástico.

Como es de esperar, este punto es un tanto subjetivo. Muchos se decantarán por el aspecto más atrayente del modelo norteamericano. En cierto modo el aluminio ofrece un toque premium del que carece el Galaxy S4. Por otra parte, el plástico del modelo surcoreano se presenta ideal de cara a la resistencia de materiales ya que el metal sufre demasiado ante imprevistos como caídas y arañazos.

Tamaño y peso

Éste es otro de los puntos conflictivos de la comparativa puesto que la elección, además de depender de otros factores como por ejemplo el sistema operativo, es de nuevo una decisión puramente personal. El mayor tamaño del smartphone de Samsung (136.6 x 69.8 x 7.9 milímetros) frente a las medidas más compactas del iPhone (123.8 x 58.6 x 7.6 milímetros) atraerá más a aquellos que deseen disfrutar de una pantalla como la del Galaxy S4. Por contra, los detractores de modelos de generosas proporciones verán en el iPhone 5S la elección correcta. En cuanto al peso, es inferior el del iPhone con 112 gramos, pero si tenemos en cuenta el volumen del S4 respecto a sus 122 gramos, es una relación muy pareja. Empate técnico, sin más.

Samsung Galaxy S4 negro

Pantalla

Directamente relacionado con el tamaño general del equipo está el propio tamaño del display. En este apartado debemos valorar tanto la diagonal como la calidad de imagen. Respecto al primer punto el equipo de Apple dispone de un panel de cuatro pulgadas y resolución 1.136 x 640 píxeles. El smartphone asiático se presenta con un gran display de cinco pulgadas y resolución FullHD, 1.920 x 1.080 píxeles. Si enfrentamos ambas resoluciones, a nivel técnico encontramos que el Samsung Galaxy S4 gana la batalla con sus 441 puntos por pulgada frente a la densidad de 326 ppp del iPhone 5S. Desde un punto de vista más técnico el modelo de la manzana cuenta con un panel IPS que ofrecerá colores más naturales e imágenes más nítidas, además de un mayor nivel de brillo. No obstante, el Galaxy S4 dispone de un display OLED (Super AMOLED HD) que destaca por la calidad y tonalidad de los negros y, a priori, un consumo energético inferior en relación al número de pulgadas.

Aquellos que recurran a la navegación web y la reproducción de vídeos con asiduidad verán una buena elección en el terminal de Samsung. Por contra, si se valora más la visibilidad en exteriores probablemente el iPhone decante la balanza, aunque prevalece la calidad de imagen -que no colores- del modelo surcoreano.

Cámara

Uno de los aspectos más valorados últimamente en un smartphone es la calidad de las fotos que realiza la cámara. Para abordar la comparativa en este campo es preciso detallar tanto las prestaciones del hardware como las funciones del software. Aunque el iPhone 5S dispone de un sensor de ocho megapíxeles y el Samsung Galaxy S4 uno de 13, el plus de calidad viene determinado por el juego de lentes incluidas por Apple. La teoría indica que el iPhone se lleva el gato al agua, aunque el sensor retroiluminado con el sello de Sony y el potente software de gestión del S4 hacen más polivalente la cámara de éste. No obstante, será necesario esperar a que los usuarios publiquen las primeras fotos realizadas con el iPhone a pie de pista para comprobar el grado de desarrollo y avance que propone el tamaño del sensor y del píxel. Hasta entonces tan solo será posible comparar las especificaciones técnicas.

Procesador y memoria

Apple ha dado un paso más en la evolución de su plataforma con la integración del procesador Apple A7. Por ahora desconocemos muchas de sus especificaciones, tales como la frecuencia de funcionamiento, número de núcleos o proceso de fabricación (mejora que deriva en menor consumo energético). No obstante, lo más destacado es la presentación de una arquitectura compatible con los 64 bits, que en teoría se cuantifica con un mayor ancho de banda y, por ende, mayor rendimiento. La pregunta del millón aún está por responder ya que de momento no se ha podido cuantificar el rendimiento del nuevo chip Apple A7 frente al Qualcomm Snapdragon 600 del Galaxy S4, uno de los más potentes en la actualidad, solo por debajo del Snapdragon 800.

En cuanto a la memoria RAM, nos mantenemos a la espera de poder comparar los 2 GB del S4 con la capacidad del iPhone 5S. Desafortunadamente Apple no ha proporcionado ese dato. No obstante, ambos modelos disponen de la memoria suficiente para manejar el sistema con total soltura y fluidez.

Autonomía

Aunque Apple incluye en sus modelos baterías más bien modestas (1.440 mAh), la gestión energética de los iPhone (que se espera se reproduzca en el iPhone 5S) será óptima, lo suficiente para alargar los tiempos de uso hasta 10 horas en conversación y 250 horas en espera. No obstante, la gran capacidad de la batería del Samsung Galaxy S4 con 2.600 mAh ofrece una autonomía mucho mayor con 17 horas en conversación y 350 horas en standby. Tal vez en el uso del día a día el iPhone 5S se acerque a la autonomía del Samsung Galaxy S4, aunque la diferencia de capacidad de sus baterías se posiciona del lado del modelo asiático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *