iPhone 4S chino utilizara Android Ice Cream Sandwich

El “shanzai” o mercado de imitaciones chino nunca deja de sorprender a propios y extraños. En este caso, tras el lanzamiento por parte de Apple de su iPhone 4S en el país asiático una versión idéntica pero operando bajo Android 4.0 no ha tardado en aparecer.

 Este “clon” del popular smartphone de la marca norteamericana ofrece un aspecto exterior idéntico e incluso es un poco más ligero (114 gramos frente a los 140 declarados para el terminal de Apple). La pantalla ofrece una resolución también idéntica de 960 x 640 píxeles y está gobernado por el procesador Qualcomm MSM7227-T a 800 MHz.

El resto de características tampoco parecen nada despreciables y incluso lo hacen un terminal más que interesante en lugar de una simple imitación creada para engañar a algún que otro incauto: 512 megas de RAM, 8GB de memoria interna, doble cámara (frontal y exterior) e incluso conectividad 3G WCDMA.

Una versión de ICS muy especial

Como hemos señalado con anterioridad, este terminal funciona bajo Android 4.0 Ice Cream Sandwich pero no se trata de una versión cualquiera. Su sistema operativo ha sido modificado para lavarle la cara y encima darle el aspecto de la interfaz del iOS de Apple. La imitación parece muy cuidada hasta en el más último detalle. Incluye incluso una versión propia del asistente de control de voz Siri que fue una de las principales novedades del terminal de los de Cupertino el año pasado (en este caso gobernado por Vlingo).

Un mercado muy poderoso

El mercado chino de contrabando produce un daño muy grande a compañías como Apple de acuerdo con los analistas. Estos teléfonos resultan ser imitaciones casi exactas de las versiones oficiales e incluso en algunos casos ofrecen más funciones que el original, con un precio diez veces menor. Cada año millones de estos teléfonos se venden en China y se envían a mercados del exterior, sobre todo a países en desarrollo. Las grandes empresas pierden una gran cantidad de sus beneficios por culpa de estas imitaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *