iPhone 4 tiene mejor calidad de sonido que la gama alta de Android

iPhone 4 tiene mejor calidad de sonido que la gama alta de Android. Hemos probado, en nuestro estudio de sonido, el iPhone 4 del año 2010 junto con otros teléfonos inteligentes, mucho más actuales, con sistema operativo Android. La prueba la hemos dividido en dos partes diferentes y en ellas podemos encontrar dispositivos de la talla del Samsung Galaxy S4, Sony Xperia Z, Samsung Galaxy Note 3 o el Sony Xperia Z Ultra. Sin duda, hablamos de teléfonos inteligentes más modernos y potentes que el iPhone 4, pero que sometidos a estas pruebas de sonido se quedan muy por detrás del iPhone 4 de Apple.

SONY DSC

No es la primera vez que se leerá esto mismo escrito por mí, los fabricantes nos ofrecen muchos datos técnicos de los teléfonos inteligentes y, de la misma manera, los medios de comunicación se fijan en esos datos concretos que ofrecen los fabricantes, pero, ¿quién “oye hablar” de las características de un teléfono relacionadas con la calidad del sonido que ofrece? En alguna ocasión parece que se escapa algún pequeño detalle, pero por lo general desconocemos por completo este campo en la telefonía móvil.

El iPhone 4 supera, en calidad de audio, a la gama alta de Android

No hemos probado, contra el iPhone 4, todos los teléfonos inteligentes de gama alta de Android, pero sí hemos podido poner a prueba en conjunto a más de un terminal de la gama alta, y otros que no forman parte de la gama alta, y claramente la victoria se la ha llevado el iPhone 4. Las pruebas que se han realizado son del todo simples, únicamente hemos puesto a prueba, con una misma pista de audio (una diferente en cada prueba), la salida de audio de tipo minijack de 3,5 milímetros de cada dispositivo. Evidentemente, se han llevado a cabo las pruebas en un estudio de sonido con un equipo preparado para este tipo de usos y otros aún más exigentes.

Primera prueba: iPhone 4 contra Sony Xperia Tablet Z, Sony Xperia Z y Huawei Ascend P6

cuerpo iphone 4 2

En esta primera prueba pudimos darnos cuenta de que, además de ofrecer una mayor potencia de salida a través del minijack de 3,5 milímetros, el iPhone 4 posee ciertas cualidades que lo sitúan por encima del resto de dispositivos de la prueba. En primer lugar, el iPhone 4 ofrece un sonido “limpio”, esto quiere decir que mantiene su brillo en todas las frecuencias, aunque bien puede afirmarse que el iPhone 4 tiene una cierta deficiencia en las frecuencias graves. Quiere decir esto, que el iPhone 4 se queda algo pobre en las frecuencias más graves, algo que puede solucionarse fácilmente utilizando un ecualizador, pero nosotros no hemos querido tocar ningún ecualizador en ninguno de los dispositivos.

cuerpo iphone 4 4

El Huawei Ascend P6 es el dispositivo que más distante queda en esta prueba. Ofrece una calidad pobre, deficiente. La potencia de salida está muy por debajo del resto de equipos, lo que obliga en condiciones de cierta exigencia a amplificar el sonido con la consecuente pérdida de calidad. Sin amplificar, nos encontramos con que la compresión es mala. Se pierde, al reproducir una pista con el Huawei Ascend P6, todo el brillo de la misma. Notamos cómo todas las frecuencias se quedan “apagadas”, sin poder distinguir de buena manera el bombo de los platillos, por ejemplo.

En cuanto a los de Sony, el Sony Xperia Z y la Xperia Tablet Z, ofrecen una calidad muy parecida. Bastante mejorable, pero su mayor defecto es la potencia de salida, aunque la calidad es aceptable teniendo en cuenta que el ruido es reducido y no tenemos un sonido tan apagado como en el Huawei Ascend P6. No obstante, el iPhone 4 se alza por encima de los de Sony sin duda alguna.

Segunda prueba: iPhone 4 contra Samsung Galaxy Note 3, Samsung Galaxy S4 y Sony Xperia Z Ultra

Aquí el reto era bastante mayor para el iPhone 4 de Apple. Evidentemente, los tres años de edad del dispositivo de Apple suponen una clara desventaja con respecto a los meses (como mucho) de edad de los competidores contra los cuales hemos enfrentado al de Apple. Las características globales de los Samsung y el de Sony han hecho pensar, en un principio, que en esta ocasión el iPhone 4 no podría volver a superar al resto en la prueba, algo que ha sucedido una vez más.

cuerpo iphone 4

Estamos, con el iPhone 4 del año 2010, ante otros tres dispositivos de este mismo año 2013. Todos ellos son de alta gama y ofrecen unas prestaciones “Premium”, pero vuelven a quedar por detrás en temas de sonido. El Samsung Galaxy S4 ha sorprendido, puesto que a pesar de ofrecer una potencia muy limitada, como sucede a todos los demás, desprende de su salida de audio una calidad realmente buena. El ruido es prácticamente inexistente y el brillo es excelente. Podemos diferenciar a la perfección los instrumentos que suenan así como las voces y los coros, además de que la distorsión es inexistente. El compresor del dispositivo es bueno, no hace perder un ápice de la calidad.

SONY DSC

Lo mismo ha ocurrido con el Samsung Galaxy Note 3, otro teléfono inteligente que acaba de cumplir el mes desde que fue lanzado y que, a pesar de esto y de ser de gama alta, ha quedado por detrás del iPhone 4. La calidad de sonido que ofrece es muy similar a la del Samsung Galaxy S4, pero sí podría afirmarse que es ligeramente mayor. El compresor actúa de manera algo más “suave”, dando lugar a un brillo aún mayor, que queda claramente eclipsado por una potencia de salida deficiente.

Por último, el Sony Xperia Z Ultra también ofrece una potencia de sonido por debajo del iPhone 4, muy por debajo. En relación a los dos de Samsung, el dispositivo de la compañía nipona se queda algo “más corto”. El ruido es algo mayor, aunque casi imperceptible, pero presente. Además, el compresor actúa de manera algo más “agresiva”, haciendo perder ese brillo que tanto se aprecia en los otros dos teléfonos inteligentes de Samsung.

Conclusión

Evidentemente, tras probar tantos dispositivos Android y ponerlos frente a uno con iOS de hace tres años, surge la pregunta: ¿Es esto problema del sistema operativo? De sobra es conocido, que Apple se encarga en optimizar la relación entre el hardware y el software de sus dispositivos, algo que podría tener que ver con estas líneas, pero no todo es “culpa” de Android. El hardware de Apple, en este sentido, es más potente que el de los demás fabricantes.

También hay “quejas” con este dispositivo. El iPhone 4, aunque apenas emite ruido al reproducir audio, sí que se queda algo corto de potencia con las frecuencias agudas. No obstante, y aunque su presencia es menor, sí que se pueden diferenciar perfectamente de las frecuencias medias y agudas, eso que llamamos “brillo”. Además, el compresor funciona de manera excepciona, y por ello no se pierde calidad. Por último, la potencia de salida es casi perfecta. Muy por encima de la potencia de salida del resto de teléfonos, también podría ser algo mayor, pero poco más se puede añadir cuando semejante competencia no está ni siquiera a la altura del iPhone 4, recordemos que es un dispositivo del año 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *