iPad Mini Retina tiene problemas en sus pantallas

iPad Mini Retina tiene problemas  en sus pantallas. Ha sido uno de los partos más esperados de Apple en lo que llevamos de 2013: el iPad Mini Retina que dejaba atrás aquella pantalla de 1024×768 de resolución para zambullirse en el mismo terreno de juego que su hermano mayor y su panel de 9,7 pulgadas con 2048×1536.

 iPad-Air_121ipads

Lo cierto es que el iPad Mini Retina ha estado envuelto desde su anuncio a finales de octubre en una nebulosa de oscurantismo ya que, a pesar de que estaba en producción, la pantalla parecía haberse convertido en su punto débil a cuenta de los problemas que el proveedor de Apple tenía para servir a tiempo la cantidad necesaria de componentes.

Pero una vez superado ese primer escollo (que provocó un pequeño retraso de casi 15 días en su lanzamiento) ahora las unidades están llegando a sus dueños y empiezan a aparecer agunos problemillas vinculados, precisamente, a supantalla IGZO. El talón de aquiles del iPad Mini Retina.

El caso es que algunos usuarios están reportando que una vez que cierran una aplicación y abren otra, la pantalla todavía mantiene parte de la imagen de la anterior aplicación en la pantalla, por lo que se produce un molesto efecto de retraso en el refresco de la imagen.

Para conocer la gravedad del problema, algunos usuarios han utilizado el llamado ‘image-retention test’, con el que puede apreciarse cómo una malla de cuadrados siguen viéndose en pantalla a pesar de haber salido de la aplicación y entrado en otra distinta (en la imagen podéis verlo mejor, en la pate gris oscura de abajo).

retina-ipad-mini-image-retention-630x468

El test lo que hace es permitirnos dibujar en pantalla una malla de cuadrados y desactivarla para comprobar cuánto tarda la pantalla en borrar cualquier rastro de la imagen anterior. Según cuentan los que han visto este problema en directo, es mucho más evidente cuando se tiene el tablet en la mano y pasa más desapercibido en imágenes como las que tenéis justo encima.

Desde luego, de confirmarse que podamos estar ante un problema de hardware, el error sería muy grave ya que no hay nada más molesto que, tras gastarte casi 400€ en un iPad Mini Retina, comprobar que la pantalla no es capaz de funcionar con una frecuencia de refresco adecuada para no tener esa vieja sensación que los usuarios de PC vivieron al principio de la implantación de los monitores planos, cuando debían ir a la tienda teniendo en cuenta los milisegundos que la imagen tardaba en refrescarse en pantalla. ¿Lo recordáis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *